Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nigeria ordena aumentar la seguridad en los campamentos de desplazados tras el atentado en Dikwa

El vicepresidente de Nigeria, Yemi Obasanjo, ha asegurado este miércoles que ha dado órdenes para aumentar la seguridad en los campamentos de desplazados en el país, tras la muerte de más de 60 personas en un doble atentado en una de estas instalaciones en la localidad de Dikwa.
Según las informaciones facilitadas por el diario local 'Daily Post', Obasanjo ha dado órdenes para que "la formidable seguridad en el interior y los alrededores de los campamentos de desplazados internos sea incrementada".
Asimismo, ha dicho que "todo el peso de las fuerzas gubernamentales serán desplegadas para capturar a los responsables de este acto atroz y para hacer frente a los terroristas con el objetivo de proteger la vida, la libertad y las propiedades de todos los nigerianos".
En su mensaje, en el que ha expresado sus condolencias a los familiares de las víctimas, ha lamentado que "los terroristas sin corazón elijan desatar su ira contra gente que se refugiaba tras ver cómo destruían sus viviendas".
El ataque tuvo lugar el martes a 85 kilómetros de la capital del estado de Borno, epicentro de la violencia de Boko Haram, pero los continuos fallos en la red telefónica del país africano han impedido que se conociera antes.
Las primeras informaciones apuntan a que dos mujeres se colaron en el campamento y se inmolaron justo en el centro. Aunque nadie ha reivindicado el atentado, Boko Haram suele llevar a cabo ataques terroristas de este tipo, en los que usa a mujeres e incluso niños como bombas humanas.