Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nilesat suspende las emisiones de las dos cadenas estatales libias a petición del Gobierno de Libia

El operador por satélite egipcio Nilesat ha sacado de antena las cadenas de televisión estatales libias Al Wataniya y Al Rasmiya a petición del Gobierno, que argumenta que ambas están en manos de las fuerzas islamistas y antigubernamentales y que se oponen a emitir los procedimientos en el Parlamento.
Al Wataniya fue tomada el 4 de agosto por las fuerzas encabezadas por Abdul Rauf Kara, que controla la base aérea de Mitiga, ubicada en la localidad de Benghazi (este), tras lo que ordenó que no se emitiera la sesión inaugural del Parlamento.
Por su parte, el propietario de Al Rasmiya, Nizam Tayyari, ha ordenado a la cadena mantener una línea de oposición del Parlamento y al Gobierno, según ha informado el diario 'The Libya Herald'.
Tayyari fue expulsado de Túnez a principios de mes tras acusar al Gobierno libio durante una entrevista televisada y acusar al ministro del Interior, Salá Mazegh, de ser un seguidor del fallecido líder libio Muamar Gadafi, quien fue capturado y ejecutado en octubre de 2011.
Al tratarse de cadenas estatales, Nilesat, que opera más de 700 canales de televisión y cien emisoras de radio a través de sus tres satélite, estaba obligado a obedecer la orden del Gobierno libio.