Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Globos y rayos láser, en recuerdo a las 86 víctimas mortales del atentado en Niza

Emmanuel Macron se desplazó a Niza para rendir homenaje a las víctimas del atentado un año después. A diferencia de otras ciudades francesas, no hubo fuegos artificiales en el cierre de la fiesta nacional. Fueron sustituidos por 86 rayos laser, el número de víctimas de la matanza perpetrada en la noche del 14 de julio de 2016. Una suelta de globos, 86 también, cerró, concierto incluido, una jornada triste en la que se recordó, no la toma de la Bastilla, sino uno de los peores atentados en la historia de Francia.