Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Norteafricanos intentaron lapidar a dos transexuales en Dortmund

Dos transexuales han denunciado que tres jóvenes norteafricanos intentaron lapidarlas en plena calle en Dortmund por el hecho de ir vestidas de mujer. El incidente ocurrió el pasado domingo cerca de la principal estación de tren de la ciudad, pero no ha sido hasta el viernes cuando se decidieron a denunciarlo.
"En cuestión de segundos nos estaban zarandeando y empezaron a lanzarnos piedras de una pila de grava", ha relatado una de las agredidas, Elisa, en declaraciones a la cadena de televisión regional SAT1.NRW. La otra víctima, Yasmin, también ha denunciado los hechos.
Los tres individuos fueron detenidos por los agentes de una patrulla de la policía que estaba cerca de la estación. Los detenidos, cuyos nombres no han trascendido, tenían entre 16 y 18 años y tenían antecedentes por robos y agresiones.
Un portavoz de la Policía, Kim-Ben Freigang, ha explicado que los sospechosos alegaron que "ese tipo de personas tienen que ser lapidadas". Medios alemanes han revelado que los agresores les gritaron "¡Putas, tenéis que ser lapidadas!" a Elisa y Yasmin.
Tras la agresión, Yasmine ha explicado que ha instalado una cámara de seguridad en su casa por miedo a nuevos ataques y asegura que es la primera vez en 30 años que se siente insegura por ser transgénero. "Lo que han hecho es una barbaridad. Son bárbaros", ha apuntado. "Lapidaciones... ¡en Alemania, en 2016!", ha señalado escandalizada.
Al parecer, en un primer momento, los jóvenes se les insinuaron, pero cuando se percataron de que eran transexuales, las agredieron con la intención de lapidarlas. La lapidación es utilizada en algunas sociedades musulmanas radicalizadas como método de ejecución. En estos entornos no se tolera la homosexualidad.