Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Noruega contribuirá con 60 militares a la formación de los rebeldes sirios

El Gobierno de Noruega ha anunciado que enviara 60 militares a Jordania para que participen en el entrenamiento de los rebeldes sirios y refuercen así la lucha contra el grupo terrorista Estado Islámico, dentro de un compromiso que también había implicado previamente el envío de 120 efectivos a Irak.
La primera ministra, Erna Solberg, ha explicado ante los medios el nuevo refuerzo argumentando que "el avance de Estado Islámico afecta a la seguridad de Noruega". En este sentido, ha advertido del riesgo de la "ideología" y las "acciones brutales" de los yihadistas y ha puesto como ejemplo los atentados en Francia, Bélgica y Turquía, según un comunicado de su oficina.
"La comunidad internacional debe estar unida en la lucha contra Estado Islámico y usar un amplio abanico de herramientas. Ahora, vamos a aumentar los esfuerzos de Noruega incrementando nuestra contribución a la coalición internacional", tanto en términos militares como civiles, ha subrayado Solberg.
Los 60 nuevos militares tendrán su base en Jordania y desarrollarán labores de entrenamiento, asesoramiento y apoyo operativo a los grupos sirios que combaten sobre el terrenocontra los yihadistas. La ministra de Defensa, Ine Eriksen Soreide, ha apuntado en la misma comparecencia que "la coalición ha pedido este tipo de asistencia".
El Gobierno noruego ha dejado claro que, si el modelo de participación varía y se hace necesario el despliegue militar en territorio sirio, presentará una propuesta ante el Parlamento.
Por otra parte, el país nórdico también quiere ampliar su participación en proyectos de carácter civil en Siria e Irak, países a los que ayudará con 200 millones de coronas (21,6 millones de euros). En Siria, Noruega prevé entregar 50 millones de coronas (5,4 millones de euros) para colaborar en tareas de desminado.
Solberg ha explicado que "es importante ayudar a estabilizar zonas vulnerables" y aunar esfuerzos para tratar de impedir que otros grupos extremistas se hagan fuertes en zonas que ya han quedado "liberadas" de Estado Islámico.