Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La opositora Clara Nsegue Eyí pide a EEUU, Francia y Reino Unido que presionen en su favor ante Obiang

La activista Clara Nsegue Eyí --principal impulsora del opositor Partido Democrático de la Justicia Social (PDJS) y de la frustrada manifestación del pasado 15 de mayo en Malabo-- ha pedido la mediación de Estados Unidos, Francia y Reino Unido ante el Gobierno de Teodoro Obiang Nguema para conseguir su excarcelación y que se atiendan sus problemas de salud.
Clara Nsegue Eyí, más conocida como 'Lola', lleva cuatro meses encarcelada sin cargos ni juicio en el complejo presidencial de Koeté, en Mongomo (región continental), donde se le niega asistencia médica a pesar de sufrir importantes problemas de salud (un tumor) y un preocupante estado de depresión mental, según han informado fuentes opositoras y de Derechos Humanos. Aparte, las autoridades de su país le han expropiado las empresas que dirigía.
Según la Asociación Francia-Guinea Ecuatorial (Assofrage), 'Lola' ha escrito a los embajadores de Estados Unidos, Reino Unido y Francia en Malabo para pedirles que "sirvan de intermediarios con el Gobierno guineano a fin de poder recibir los cuidados vitales que necesita". "A día de hoy, no ha recibido ninguna respuesta y el Gobierno ecuatoguineano permanece silencioso sobre su caso", ha añadido la misma fuente.
La activista, profesora y coordinadora del Movimiento de Protesta Popular (nombre oficial de la manifestación convocada para el 15 de mayo), fue detenida el 13 de mayo por la Policía, "sin presentar ninguna orden de detención", en Malabo, donde se encuentra su residencia habitual, según Amnistía Internacional (AI).
'Lola' fue mantenida inicialmente en régimen de incomunicación en la Comisaría Central de Policía de Malabo y posteriormente fue trasladada en secreto a Mongomo, distrito natal de ella y del presidente Obiang. En la actualidad se encuentra recluida sin cargos ni juicio en el Complejo Administrativo del recinto presidencial de Koeté, en la provincia de Wele Nzás.
LA MANIFESTACIÓN
El motivo principal de su detención fue la manifestación del Movimiento de Protesta Popular en contra de la política represiva del Gobierno y de la negativa del régimen a legalizar el PDJS, que estaba prevista en la Plaza de la Mujer de Malabo para el 15 de mayo y que fue finalmente suspendida a causa de la prohibición gubernamental, de la detención de sus organizadores --entre ellos Lola' y Natalia Angue Edjodjomo, actualmente en libertad-- y de la fuerte presencia militar en la capital.
Tras su detención, fue enviada a Mongomo, donde permaneció dos semanas --hasta el 27 de mayo, un día después de las elecciones generales-- recluida en un cuartel militar sin cargos ni juicio, según Amnistía.
Pese a que se le prohibió salir de Mongomo, a mediados de junio decidió volver a Malabo, donde fue detenida por la Policía y trasladada a la comisaría de Mongomo, "donde continúa, sin que se hayan presentado cargos en su contra", ha advertido AI, que ha precisado que 'Lola' "se encuentra gravemente enferma y tiene un tumor que necesita urgentemente atención médica".