Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nueva Delhi autoriza la vuelta a Italia del militar italiano retenido por la muerte de dos pescadores

El Gobierno indio ha dado su autorización para que pueda regresar a su país el militar italiano Salvatore Girone, procesado en India por la muerte en 2012 de dos pescadores a los que confundieron con piratas cuando custodiaban un petrolero. India e Italia acordaron someterse a la decisión del Tribunal Permanente de Arbitraje (TPA), con sede en La Haya, que ha defendido el regreso de Girone a su país.
"Aunque queda bajo la autoridad del Tribunal Supremo de India, puede regresar a Italia mientras dure el presente arbitraje", ha informado el Ministerio de Asuntos Exteriores indio en un comunicado. Así, recuerda que el tribunal ha confirmado la obligación de Italia de devolver al sospechoso a India si finalmente dictamina que tiene jurisdicción sobre el caso.
Ambos países acordaron el año pasado resolver la disputa provocada por la detención de Girone llevando el caso al TPA y comprometiéndose a respetar sus conclusiones. El otro marinero italiano detenido por este incidente fue liberado y trasladado a Italia por motivos de salud.
El incidente se remonta a febrero de 2012, cuando los dos militares, que se encargaban de escoltar a un petrolero frente a las costas de Kerala, abatieron a tiros a dos pescadores indios tras confundirlos con piratas. Los italianos negaron haber matado a nadie.
SEGURIDAD PRIVADA ANTIPIRATERÍA
Este ha sido uno de los incidentes marítimos más importante de los últimos años en India y ha subrayado la escasa regulación que existe en torno a la práctica, cada vez más habitual, de contratar seguridad privada para proteger a los buques contra los piratas.
Ha habido otros incidentes similares en los que India, ubicada estratégicamente en las rutas comerciales internacionales, se ha visto involucrada. En octubre, el Gobierno indio acusó a 33 hombres a bordo de un buque armado, operado por una compañía de seguridad marítima de Estados Unidos, por un supuesto caso de falsificación de documentos para autorizar la tenencia de armas en aguas indias.
Los marines gozan de un gran apoyo popular en su país natal. No obstante, en India muchas personas han salido a las calles para exigir sentencias más duras contra ellos.
Mientras, en Italia, ciudadanos indios así como el personal de la Embajada de India han recibido cientos de amenazas para exigir la vuelta de los militares. Muchas de ellas han llegado por correo ordinario o electrónico e incluso una iba acompañada de una bala.