Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La enfermera aislada en Nueva Jersey tras regresar de Sierra Leona abandonará el hospital

La enfermera estadounidense Kaci Hickox, en cuarentena forzosa tras regresar de Sierra Leona, podrá regresar a su vivienda, ha informado este lunes el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, que ha justificado la orden de ingreso y ha defendido las "comodidades" ofrecidas a la paciente.
Hickox permanecía en cuarentena en un hospital de Newark tras regresar de Sierra Leona, donde estuvo trabajando junto a la organización Médicos Sin Fronteras. La enfermera se ha quejado del trato recibido y ha anunciado la presentación de una denuncia porque considera el ingreso una violación de derechos civiles.
Christie ha explicado en Twitter que Hickox dio negativo en las pruebas del virus el sábado por la mañana pero aun así permanecía "vigilada en aislamiento", conforme a una "orden de cuarentena obligatoria".
Christie ha afirmado que Hickox procedía de una zona en riesgo donde estuvo en "exposición directa" a personas con el virus. Aunque inicialmente no tenía síntomas, desarrolló fiebre, si bien ha estado "libre de síntomas en las últimas 24 horas", ha añadido.
La paciente ha pedido ser trasladada a Maine, adonde será llevada en un transporte privado, según Christie, que ha citado un informe del Departamento de Sanidad de su estado. "Permanecerá bajo la orden de cuarentena obligatoria mientras esté en Nueva Jersey", ha añadido.
"Mientras estaba en aislamiento, se han hecho todos los esfuerzos posibles para asegurar su comodidad, con acceso a un ordenador, teléfono móvil, material de lectura y comida a su elección", ha dicho el gobernador.
PREVENCIÓN
La enfermera quedó bajo cuarentena en cumplimiento de la normativa aprobada este fin de semana por los estados de Nueva York, Nueva Jersey e Illinois.
La medida se aplicará a quienes hayan viajado a Liberia, Guinea o Sierra Leona, los tres países africanos más afectados por el último brote de ébola. Los responsables de la aplicación de esta cuarentena, hasta ahora voluntaria, serán las autoridades sanitarias locales.