Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OEA pone en marcha una misión en Honduras para combatir la corrupción y la impunidad

La Organización de Estados Americanos (OEA) y Honduras han acordado este martes poner en marcha la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad (MACCIH) en el país centroamericano, según ha informado el bloque hemisférico en un comunicado.
La MACCIH "estará compuesta por fiscales, jueces y expertos internacionales que seleccionarán, asesorarán, evaluarán y certificarán a un grupo de fiscales y jueces hondureños que estarán a cargo de investigar casos relevantes y perseguir las redes de corrupción".
"El equipo multidisciplinario tendrá como portavoz y representante del secretario general de la OEA al ex primer ministro de Perú Juan Jiménez, que cuenta con una amplia experiencia en trabajos anticorrupción en el mundo en desarrollo", ha indicado.
La MACCIH "seleccionará y decidirá los casos de corrupción en los que colaborará activamente" con total independencia "desde el punto de vista financiero y político, lo que ofrece mayores garantías de poder promover la transparencia que reclaman los ciudadanos hondureños".
El secretario general de la OEA, Luis Almagro, ha aplaudido este acuerdo, recordando que "la corrupción y la impunidad erosionan la democracia, alejan a la ciudadanía de la sociedad y generan desconfianza y una perenne percepción de injusticia en la sociedad".
"Al final del día, los únicos beneficiados son quienes pertenecen a un pequeño grupito, que se apropia de los recursos públicos, y como siempre los perjudicados son siempre los más débiles, los que viven de su esfuerzo", ha subrayado.
Por su parte, el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, ha destacado que el acuerdo "representa "el punto culminante de un proceso de diálogo que ha generado fuertes expectativas en toda la sociedad hondureña".
"Como Gobierno, garantizamos a la MACCIH el más amplio acceso a la información, a las instituciones y sus procesos. Aseguramos hacer de su conocimiento nuestros diagnósticos, estrategias y evaluaciones y nos comprometemos a acompañar el cumplimiento de sus tareas", ha dicho.