Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OEA convoca para este jueves una sesión extraordinaria por Venezuela

La Organización de Estados Americanos (OEA) ha convocado para el jueves una sesión extraordinaria de su Consejo Permanente a petición de Venezuela, que ha respondido así a la reciente visita de un grupo de opositores para denunciar la crisis política y económica en el país.
La OEA se ha limitado a informar en un escueto comunicado de que la ministra de Exteriores de Venezuela, Delcy Rodríguez, intervendrá ante el Consejo Permanente en el salón Simón Bolívar a las 14.30 (hora local) del 5 de mayo.
La semana pasada una delegación opositora se reunió con el secretario general de la OEA, Luis Almagro, para exponer la situación en Venezuela y pedirle que la organización regional "acompañe" el referéndum para revocar el mandato del presidente, Nicolás Maduro.
Además, urgieron a Almagro a "iniciar las gestiones pertinentes en las que el ente hemisférico alce su voz y ejerza sus buenos oficios para enviar una misión o convocar al Consejo Permanente para debatir si el orden democrático se ha visto afectado" en Venezuela.
"El artículo 20 de la Carta Democrática autoriza a cualquier Estado miembro o al secretario general a convocar al Consejo Permanente en caso de que 'en un Estado miembro se produzca una alteración del orden constitucional que afecte gravemente su orden democrático'", recordaron.
El Consejo Permanente de la OEA "tendría la autoridad de convocar a un periodo extraordinario de sesiones de la Asamblea General, la cual podría suspender a Venezuela de la OEA con el voto afirmativo de los dos tercios de los 34 estados miembros".
Maduro considera que no hay fundamento político para invocar la Carta Democrática y ha advertido a la OEA de que una actuación en ese sentido será considerada por su Gobierno como una injerencia en los asuntos internos de Venezuela.
"Estoy preparando una denuncia ante las autoridades nacionales contra estos ciudadanos que han ido fuera de nuestro país a difamar, a agredir, a pedir intervenciones, a pedir cartas democráticas. Eso es traición a la patria", ha amenazado el líder 'chavista' Diosdado Cabello.
La tensión política se ha disparado desde las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre, que han obligado a una cohabitación inédita en Venezuela, con la oposición en la Asamblea Nacional y Maduro en el Palacio de Miraflores.