Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OIM alerta de que la mitad de los 400.000 desplazados libios son menores de edad

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) ha publicado este viernes un informe en el que indica que la cifra de desplazados internos en Libia es de 417.123 personas, de los cuales la mitad son menores de edad.
En cuanto a los desplazados internos, el informe ha asegurado que muchos residen en viviendas poco seguras o insalubres y un 16 por ciento vive en refugios temporales, edificios abandonados o tiendas de campaña. Debido a esto, la mayoría no tienen acceso a los servicios necesarios como el agua, salud, higiene o electricidad.
Además, en Libia hay alrededor de 234.500 inmigrantes extranjeros que tienen que enfrentarse a la marginalización y discriminación que, combinados con la debilidad de las infraestructuras gubernamentales, expone a esas personas a la explotación. Solo el 35 por ciento de esos inmigrantes viven en casas privadas, el resto vive en la calle o en alojamientos improvisados. La mayoría de los inmigrantes vienen de Níger, Egipto, Ghana y Malí.
El informe también ha apuntado que la cifra de desplazados internos que vuelven a su lugar de origen ha aumentado, pero la falta de infraestructuras, el aumento de la delincuencia y la presencia de artefactos explosivos improvisados no permiten que la mayoría tengan un regreso seguro.
Además, también ha informado de que ha habido 14 incidentes marítimos en el Mediterráneo entre el 30 de marzo y 1 de mayo de este año en la ruta entre Libia e Italia. Alrededor de 1.500 personas han sido rescatadas del mar mientras que 753 aún siguen desaparecidas, todo apunta a que se han ahogado.