Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OIT recomienda a América Latina una "reorientación estratégica" de sus políticas laborales

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha recomendado este martes a los países de América Latina que lleven a cabo una "reorientación estratégica" de sus políticas del mercado de trabajo para hacer frente a la situación de la economía mundial.
En su informe, el organismo ha advertido de que "los logros obtenidos desde el año 2000 en términos de inclusión social y de calidad del trabajo se han estancado recientemente e, incluso, comienzan a revertirse", apuntando a un posible "estancamiento estructural" de los mercados laborales.
"La señal de alerta está dada, pues la desaceleración de la economía seguirá impactando los mercados laborales de la región durante 2016 y los próximos años", ha sostenido el director regional de la OIT para América Latina y Caribe, José Manuel Salazar.
El informe 'Soluciones eficaces: Políticas activas de mercado de trabajo en América Latina y Caribe' apunta que, "tras varios años de crecimiento sólido, durante los cuales se registraron avances sociales y laborales, no se ha logrado consolidar estos logros, lo cual pone en evidencia deficiencias estructurales".
Así, advierte de que "pese a los avances notables, aún no se ha completado el giro hacia una economía impulsada por el conocimiento y basada en empleos de mayor calidad".
Por ello, Salazar ha indicado que la desaceleración "a cámara lenta" en la región evidencia la necesidad de "avanzar en estrategias de desarrollo productivo y de capacitación de la fuerza laboral que son esenciales para lograr un crecimiento más inclusivo y un desarrollo más sostenible".
Por último, ha apuntado que "las políticas activas de mercado de trabajo son una parte muy importante del arsenal de instrumentos que requieren los países de la región en este momento".