Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OMS publica recomendaciones sanitarias de cara a los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Río

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha publicado este martes una serie de recomendaciones de cara a la celebración de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos en Río de Janeiro y otras ciudades de Brasil, entre los meses de agosto y septiembre.
El organismo ha resaltado que las sugerencias están dirigidas a las autoridades y el personal sanitario, e incluyen medidas que deben adoptar los viajeros para reducir riesgos de salud.
Así, ha dicho que aquellas personas que vayan a acudir a las competiciones deberían acudir al médico entre cuatro y ocho semanas antes del viaje, para la administración de vacunas rutinarias y específicas dependiendo de su destino.
En el caso de las enfermedades propagadas por mosquitos, como es el caso del zika, el dengue o el chikungunya, la OMS ha abogado por "medidas de cuidado personal" como repelentes, ropas de colores claros, uso de pantallas de protección en las ventanas y puertas y hospedarse en sitios con servicios sanitarios y agua potable.
Respecto al brote de zika, el organismo ha señalado que todos los miembros del sector sanitario deben dar a los viajeros información preventiva, recomendando además a las mujeres embarazadas no viajar a áreas donde hay transmisión del virus, lo que incluye Brasil.
A principios de enero, la OMS aseguró que no existe justificación sanitaria para suspender o trasladar los Juegos Olímpicos de 2016 en Río de Janeiro, el segundo estado con mayor número de casos probables de zika de todo el país --con un total de 32.000--, y el cuarto en tasa de incidencia --de 195 por 100.000--.
El organismo respondió así a una carta publicada por 125 expertos en sanidad que pidieron que debido a la amenaza que supone el brote de zika, principalmente en América Latina, se retrasara o trasladara la ubicación del evento deportivo.