Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OMS advierte de que el brote de ébola avanza más rápido que los esfuerzos para controlarlo

La Organización Mundial de la Salud (OMS), ha advertido de que el brote de ébola que ha dejado hasta el momento más de 700 muertos en África Occidental se está extendiendo con mayor rapidez que los esfuerzos de las autoridades por controlarlo y que, de proseguir esta situación, "las consecuencias pueden ser catastróficas", en palabras de su directora general, Margaret Chan.
"Es la cepa más letal y es el brote más grande jamás registrado de esta enfermedad", ha hecho saber este viernes la directora de la OMS, que no descarta tomar medidas extraordinarias y trazar un marco general de acción por el que los países afectados podrían verse obligados a imponer restricciones de movimiento, prohibir concentraciones públicas para impedir el contagio del virus e incluso desplegar fuerzas de seguridad para garantizar el trabajo de los equipos de atención vírica.
"Se trata de un brote sin precedentes que requiere de medidas extraordinarias", ha advertido. Chan desde la capital de Guinea, Conakry, tras reunirse con los mandatarios de los países afectados por el brote, entre ellos Liberia, Sierra Leona y Costa de Marfil.
"Hasta la fecha han muerto más de 60 voluntarios. Hay cooperantes internacionales afectados. Son muertes que erosionan trágicamente nuestra capacidad de respuesta", ha añadido Chan, quien ha asociado la rápida expansión del virus a ciertas costumbres sociales que es necesario desarraigar.
EL PROBLEMA SOCIAL
"Dos obstáculos importantes que están impidiendo la contención rápida del virus son las creencias y las prácticas culturales", ha lamentado Chan, quien pidió a la población que prescinda de curanderos para tratar la enfermedad.
Asimismo, la directora de la OMS pidió que cesen los enterramientos tradicionales "estas prácticas son la chispa que puede encender una nueva cadena de transmisión" del virus, que solo se transmite "por estrecho contacto".
Además, Chan lamentó "ciertas actitudes públicas" que ponen en peligro la acción de los equipos de respuesta, cuando "el miedo y la incomprensión" hacia su labor "se convierten en rabia, hostilidad y violencia".
En términos generales, Chan ha pedido a los países afectados que participen en un programa de coordinación regional para contener un virus "que está progresando con mayor rapidez que sus esfuerzos para contenerlo".
"El número actual de voluntarios es terriblemente insuficiente y la concienciación pública sobre el ébola debe aumentar dramáticamente", concluyó Chan, quien terminó su discurso anunciando la convocatoria de un Comité de Emergencia para el próximo 6 de agosto que evaluará "las implicaciones internacionales del brote de la enfermedad.