Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OMS pide más medidas de control y vacunación ante el brote de fiebre amarilla en Angola y RDC

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha afirmado este jueves que, si bien los brotes de fiebre amarilla en Angola y República del Congo (RDC) no suponen una emergencia mundial, son necesarias más medidas de control y vacunación a gran escala.
En su comunicado, el organismo ha señalado que los brotes en ambos países suponen "un evento grave a nivel de salud pública", recalcando que "requieren acciones nacionales y un aumento del apoyo internacional".
Por ello, y reiterando que la situación no llega al punto de una alerta mundial, ha recomendado acelerar la vigilancia, la vacunación, la movilización comunitaria, el control de vectores y la aplicación de medidas de gestión en ambos países.
Asimismo, ha subrayado la necesidad de que todos los viajeros y trabajadores extranjeros deben vacunarse, de intensificar la supervisión y hacer frente rápidamente a cualquier importación de la enfermedad a otros países.
La OMS ha afirmado además que mantendrá encuentros en el futuro para revisar la estrategia global para hacer frente a los citados brotes de fiebre amarilla en ambos países africanos.