Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONG MOAS lanza una misión para rescatar migrantes en el sudeste asiático

La organización Migrant Offshore Aid Station (MOAS), que ha activado varias operaciones de rescate de migrantes y refugiados en el Mediterráneo, comenzará en marzo una nueva misión en el sudeste asiático, en concreto en el mar de Andamán, que baña las costas de Tailandia y Birmania.
MOAS, que desplegará a partir del 3 de marzo el buque 'M.Y. Phoenix', planea coordinarse con autoridades y organizaciones locales, así como con expertos y medios de comunicación, con miras a "rastrear, vigilar y, si es necesario, ayudar y rescatar" a los inmigrantes. Contará con vehículos aéreos no tripulados ('drones').
El fundador de MOAS, Christopher Catrambone, ha explicado en un comunicado que el 'M.Y. Phoenix' "observará y analizará movimientos irregulares en el mar con el objetivo de apoyar a los actores locales para proveer una ayuda con la que salvar vidas".
"Nuestra intención es lograr una mayor compresión de estos movimientos de refugiados y migrantes y estar listos para actuar en casos donde exista una amenaza inminente de muerte", ha añadido Catrambone.
MOAS quiere trasladar al sudeste asiático un programa que ya ha probado en el Mediterráneo, donde junto a Médicos Sin Fronteras (MSF) ha contribuido a salvar miles de vidas. El mar de Andamán fue el año pasado una ruta frecuente para un gran número de personas, si bien las agencias internacionales alertaron especialmente de la huída de miles de rohingya desde Birmania.
El codirector ejecutivo de la ONG Fortify Rights, Matthew Smith, ha lamentado que "los rohingya han sufrido abusso durante décadas y un número desconocido ha muerto en el mar". Smith ha advertido de que, "hasta que no se resuelvan las causas (de su huida) en Birmania", hombres, mujeres y niños van a seguir "arriesgando sus vidas"