Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU critica a Irán por azotar a 35 personas por celebrar una fiesta de graduación mixta

La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha condenado este martes que Irán detuviera a 35 personas y las azotara por celebrar una fiesta de graduación mixta.
"Que las autoridades hayan infligido este castigo cruel, inhumano y degradante --que puede constituir una forma de tortura-- es desproporcionado y aberrante", ha dicho el portavoz del organismo, Rupert Colville.
El grupo fue detenido en una casa en la ciudad de Qazvin, situada a unas 145 kilómetros al noroeste de la capital, Teherán, de acuerdo con informaciones de la agencia de noticias iraní Mizan.
El fiscal de Qazvin, Esmail Sadeghi Niaraki, señaló que las mujeres de la fiesta estaban "medio desnudas", lo que significa que no iban suficientemente cubiertas, como se indica en los códigos morales islámicos de Irán. El fiscal dijo que estaban "bailando con júbilo".
Tras ser interrogados por las autoridades, cada estudiante recibió 99 latigazos como castigo. "Esperamos que esto sea una lección para aquellos que incumplen las normas islámicas en lugares privados", señaló Niaraki.
El incidente de esta fiesta de graduación mixta no es una excepción. El poder judicial iraní está llevando a cabo enérgicas medidas en este sentido, por lo que se han registrado muchos casos similares.
En este sentido, Colville se ha referido al caso de 17 mineros azotados en mayo en la provincia de Azerbaiyán Occidental por protestar tras el despido de 350 trabajadores de una mina de oro. Asimismo, ha dicho que una mujer fue azotada en abril por mantener relaciones sexuales fuera del matrimonio.