Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un borrador presentado ante la ONU reclama que Kim sea llevado ante el TPI por violaciones de los DDHH

Un borrador presentado en los últimos días ante Naciones Unidas reclama que el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, sea llevado ante el Tribunal Penal Internacional (TPI) por violaciones de los Derechos Humanos, según fuentes diplomáticas citadas por la agencia surcoreana Yonhap.
El borrador, redactado por la Unión Europea (UE), fue presentado a puerta cerrada durante la jornada del miércoles, según estas fuentes, que han destacado que es la primera vez que un borrador sobre el país asiático incluye un plan para llevar al líder del país ante el tribunal internacional.
El texto ha sido presentado apenas un día después de que Corea del Norte publicara ante la ONU un extenso informe sobre la situación de los Derechos Humanos en el país, rechazando una vez más la investigación del organismo internacional, que tildó de "rumores" azuzados por "fuerzas hostiles".
El informe de la ONU, compuesto por un total de 372 páginas, detalló una serie de abusos, incluyendo el uso de campos de trabajo, torturas sistemáticas, hambrunas y asesinatos comparables a las atrocidades de la Alemania Nazi.
El diplomático norcoreano Choe Myong Nam, que representa a la Asociación de Estudios Sobre Derechos Humanos de Corea del Norte, sostuvo durante su exposición que, si bien puede haber errores ocasionales, Pyongyang está en el camino correcto.
Asimismo, defendió que Corea es "una sociedad en transición", por lo que dijo que "puede haber problemas, como en el área económica u otras áreas". "Puede que sea necesario establecer más viviendas e instalaciones sociales para dar a la población unas mejores condiciones de vida", agregó.
Sin embargo, acusó de la situación económica del país a "fuerzas externas", en una aparente referencia a las sanciones internacionales a las que hace frente debido a sus pruebas nucleares y balísticas de los últimos años.
El sumario de la respuesta de Corea del Norte a la ONU recoge que "las fuerzas hostiles azuzan constantemente el 'problema de los Derechos Humanos' en un intento por dañar la imagen (del país) y acabar con el sistema social y la ideología elegida por la población coreana".
Por otra parte, reitera que no existen campos de detención en el país, afirmando que "se trata de centros de detención donde la gente mejora su mentalidad y revisa sus errores, siendo reformados a través del trabajo".
"Nos hemos pronunciado una y otra vez en el pasado que esos llamados campos de detención (...) No hay campos de detención en Corea del Norte. En la práctica, no hay cosas como esa", remacha.