Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU aplaude el anuncio del nuevo gobierno de unidad de Libia

El enviado especial de Naciones Unidas para Libia, Martin Kobler, ha aplaudido este lunes el anuncio por parte del Consejo Presidencial de un Gobierno de unidad constituido bajo las premisas del plan confeccionado por la ONU.
"Felicidades al Consejo Presidencial por nominar al gobierno de unidad nacional. El camino a la paz y la unidad del pueblo libio por fin ha empezado", ha dicho a través de su cuenta en la red social Twitter.
"Ahora es crucial que la Cámara de Representantes (el Parlamento oficial) respalde el gobierno de unidad nacional. Es una oportunidad de paz única que no debe ser desaprovechada", ha remachado.
La cadena panárabe Al Arabiya ha informado citando fuentes propias de que el Gobierno está formado por trece ministros y cinco secretarios de Estado, incluidas tres mujeres.
El Ministerio de Defensa sería para Al Mahdi al Burghuthi, quien abandonó el Ejército para unirse a los rebeldes; Al Arif al Joyá sería el nuevo ministro del Interior y Mohamed Siyala ocuparía la cartera de Exteriores.
"Pedimos a los libios que sufren por los combates (...) y a los miembros del Parlamento (oficial) que apoyen el Gobierno de Acuerdo Nacional, que creará el marco necesario para luchar contra el terrorismo", ha recalcado Al Majbari.
La Cámara de Representantes de Libia decidió el miércoles conceder una semana más de margen al Consejo Presidencial para nombrar al nuevo gobierno de unidad, después de rechazar el primer Ejecutivo propuesto por el organismo.
El Acuerdo Político de Libia establece la creación de un gobierno de unidad nacional con un primer ministro de consenso apoyado por un Consejo Presidencial con seis viceprimeros ministros y tres ministros, que ya han sido elegidos.
El pacto también contempla la creación de un Consejo de Estado, que será un órgano consultivo integrado por unos 150 representantes que proceden del Congreso General Nacional de Trípoli.
El Parlamento, por su parte, quedará constituido por los miembros de la Cámara de Representantes de Tobruk, mientras que el Gobierno todavía no tiene asignada su sede. Las nuevas autoridades tendrán que alcanzar algunos acuerdos de seguridad para poder establecer en un futuro próximo la sede del Ejecutivo en Trípoli.
El acuerdo contó con el respaldo de más de cien representantes de las delegaciones gubernamentales de Tobruk y Trípoli, aunque no con la firma de los presidentes de las dos cámaras legislativas.