Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU dice que el nuevo anuncio de asentamientos cuestiona "seriamente" la voluntad de paz de Israel

El vicesecretario de Naciones Unidas para Asuntos Políticos, Jeffrey Feltman, ha afirmado este miércoles que el nuevo anuncio de construcción en asentamientos judíos en Jerusalén Este "cuestiona seriamente" la voluntad de Israel de alcanzar la paz con Palestina.
Las palabras de Feltman han llegado durante una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU a petición de Palestina tras el nuevo anuncio de construcción de 1.060 nuevas viviendas para judíos en Jerusalén Este, en una nueva violación de las convenciones de Ginebra que prohíben la colonización de territorios bajo ocupación militar.
En este sentido, ha recalcado que Israel "está violando el Derecho Internacional" al trasladar a colonos a los territorios palestinos, al tiempo que ha indicado que mantener el status quo existente "no es una opción viable".
"Ignorar los llamamientos de la comunidad internacional para que se celebren negociaciones sólo llevará a más violencia a una región que ya ha visto mucha", ha manifestado, según un comunicado publicado por el servicio de prensa de la ONU.
"La realidad es que la continuada actividad en los asentamientos está provocando grandes daños a la posibilidad de una paz duradera entre ambas partes y está llevando la situación cada vez más cerca a una realidad de un solo estado", ha remachado Feltman.
Así, el enviado palestino ante la ONU ha denunciado que los asentamientos judíos están erosionando el futuro estado palestino y que las actividades israelíes "amenazan con incitar un nuevo ciclo de violencia" en la zona.
En respuesta, el embajador israelí, Ron Prosor, ha acusado a los palestinos de "decir medias mentiras, mitos y mentiras totales". "Estoy aquí para comunicar una verdad simple: el pueblo de Israel no es ocupante y no somos colonos. Israel es nuestra casa y Jerusalén la capital eterna de nuestro estado soberano", ha zanjado.
Israel considera Jerusalén como su capital, si bien la mayoría de la comunidad internacional reconoce a Tel Aviv como la misma, debido al doble estatus de Jerusalén como capital reclamada también por los palestinos.
EL ÚLTIMO ANUNCIO
Fuentes de la oficina del primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, han informado al periódico 'Yedioth Aharonoth' que serán aproximadamente 660 unidades habitacionales en el barrio de Ramat Shlomo y otras 400 en el de Har Homa.
Los terrenos en los que se construirán estas viviendas ya estarían en manos de la Administración de Tierras de Israel, por lo que sólo restarían las licencias de construcción.
La iniciativa incluye además la construcción de infraestructuras en Cisjordania, especialmente carreteras, atendiendo a criterios de seguridad.
Ya el domingo se difundieron informaciones sobre la intención del Gobierno israelí de construir unas 2.000 viviendas más en los asentamientos judíos más importantes de Cisjordania.
Con estas iniciativas, según la prensa israelí, Netanyahu pretende consolidar el apoyo de la derecha israelí antes del inicio del nuevo curso legislativo, este mismo lunes.