Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU pide a argentinos y británicos que reanuden las negociaciones para solucionar la cuestión de Malvinas

El Comité de Descolonización de Naciones Unidas ha aprobado este jueves una resolución por la que instan a las partes argentina y británica a retomar el diálogo y volver a entrar en negociación para hallar una solución definitiva a la cuestión de Islas Malvinas, uno de los 17 territorios pendientes de descolonización.
Los impulsores del documento han afirmado que mantener este tipo de "situaciones coloniales" en el siglo XXI es un "anacronismo" que debe llegar a su fin, tal y como ha indicado la ONU en un comunicado.
El texto fue presentado por Chile y ha contado con el apoyo mayoritario de la región latinoamericana en la última sesión del comité, a la que acudió la ministra de Relaciones Exteriores, Susana Malcorra, quien ha subrayado "la firme convicción del nuevo Gobierno de entablar negociaciones con Reino Unido para resolver la disputa".
"Este es un tema histórico y central en la política exterior de mi país y nuestra Constitución nacional reafirma la legítima e imprescriptible soberanía de la República Argentina sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sándwich del Sur y los espacios marítimos circundantes", ha indicado Malcorra, que no es la primera vez que se pronuncia sobre este conflicto diplomático desde que accedió al cargo tras la entrada del nuevo Gobierno.
"(La Constitución argentina) establece que la recuperación de dichos territorios y el ejercicio pleno de la soberanía, respetando el modo de vida de sus habitantes y conforme a los principios del derecho internacional, constituyen un objetivo permanente e irrenunciable del pueblo argentino", ha insistido, antes de añadir que el argumento de que es un caso de autodeterminación y no de colonialismo no se aplica en este caso.
"Cuando Reino Unido ocupó las islas por la fuerza en 1833, expulsó de ellas a las autoridades y a la población del Estado que se encontraba en legítimo ejercicio de su soberanía, procediendo luego a llevar sus propios colonos y controlar férreamente la política migratoria a través de la cual se decide hasta hoy la composición poblacional del territorio", ha explicado la canciller.
ADMINISTRACIÓN AUTOSUFICIENTE
Si bien en la sesión no hubo representación británica, el diputado del Parlamento de Malvinas Michael Summers ha recurrido a la administración económica autosuficiente que tienen esos territorios desde 1990 para probar la posición de que no son una colonia británica.
Según ha explicado, sucesivos Gobiernos británicos han estado de acuerdo en no discutir el tema de la soberanía a no ser que los isleños lo deseen. "Claramente, hasta el momento no es nuestro deseo ,y esta sigue siendo nuestra posición", ha añadido.
De hecho, un referéndum celebrado en 2013 --y que no ha sido reconocido por la comunidad internacional-- sirvió para que los isleños se expresaran a favor de seguir siendo británicos.
Argentina y Reino Unido mantienen una prolongada disputa diplomática por las islas, que desde 1833 están bajo control británico. Una invasión argentina en 1982 provocó una guerra que dejó cerca de 650 soldados argentinos y 255 británicos muertos entre abril y junio y que acabó con la rendición de las tropas argentinas pocas semanas después de comenzar el conflicto.