Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU denuncia que ambas partes han cometido "atrocidades" y algunas ciudades han quedado arrasadas

El secretario general adjunto de la ONU para Derechos Humanos, Ivan Simonovic, ha denunciado este viernes que los dos bandos enfrentados en el actual conflicto en Sudán del Sur han cometido "atrocidades" y algunas de las ciudades que se han visto afectadas por la violencia han quedado completamente arrasadas.
El 15 de diciembre de 2013 estallaron enfrentamientos en Yuba entre soldados leales al presidente sursudanés, Salva Kiir, y militares partidarios del exvicepresidente Riek Machar, que rápidamente se extendieron a otras ciudades. Kiir acusó a Machar de haber intentado un golpe de Estado, acusación que el exvicepresidente, destituido en julio, niega.
En una entrevista concedida a la BBC tras la visita que ha realizado a Sudán del Sur, Simonovic ha explicado que ambos bandos han cometido abusos. "El nivel de implicación en las atrocidades fue diferente en diferentes lugares", ha explicado.
Según Simonovic, las ciudades más afectadas por la violencia han sido Bor y Bentiu, en el norte del país. "Bor está vacía y Bentiu ya no exisxte; ha sido arrasada. No sólo ha sido saqueada, ha sido quemada", ha denunciado.
"Sólo se puede encontrar a ciudadanos en los campamentos para desplazados. Lo que es terrible es que hay una verdad etnificada sobre cómo comenzó el conflicto y quién está atacando a los civiles", ha añadido, en referencia a los actos de violencia selectiva entre la etnia dinka, a la que pertenece Kiir, y la nuer del exvicepresidente Machar.
Simonovic ha considerado "esencial" que haya un seguimiento reforzado y más estrello de las "atrocidades que se han producido" y ha explicado que el informe que él y su equipo preparan sobre su visita a Sudán del Sur será dado a conocer en un plazo de dos semanas.