Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU condena la confiscación de ayuda humanitaria en Gaza por parte de Hamás

La policía de Gaza entró en los almacenes de la UNRWA en el territorio palestino y confiscó abastecimientos allí almacenados después de que trabajadores de esa agencia humanitaria se negaran a entregarlos. EFE/Archivotelecinco.es
El subsecretario general de la ONU para Asuntos Humanitarios, John Holmes, condenó hoy calificó de "inaceptable" la confiscación de abastecimientos humanitarios por parte del movimiento radical islamista Hamás.
Holmes, en una declaración escrita difundida hoy en Naciones Unidas, calificó de "inaceptable" la retención de ayuda humanitaria perteneciente a la Agencia de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA) realizada por Hamás y pidió su "inmediata devolución".
El coordinador de la ayuda humanitaria de la ONU subrayó que el organismo multilateral está haciendo "el máximo" por proporcionar asistencia humanitaria básica a los 1,4 millones de civiles afectados por la operación militar que Israel realizó en Gaza el pasado mes.
Subrayó que acciones, como la confiscación de asistencia humanitaria por parte de Hamás, "pone en peligro la entrega de la ayuda".
"Naciones Unidas ni puede aceptar bajo ninguna circunstancia que una de las partes de un conflicto desvíe ayuda", afirmó Holmes en su declaración escrita.
Subrayó que es esencial asegurar el acceso de los civiles de Gaza a la asistencia y al reparto de ayuda.
"Insto a las partes a que respeten la neutralidad y la independencia de los trabajadores humanitarios, así como de las instalaciones en que trabajan y de los abastecimientos" destinados a las víctimas, afirmó.
La policía de Gaza entró en los almacenes de la UNRWA en el territorio palestino y confiscó abastecimientos allí almacenados después de que trabajadores de esa agencia humanitaria se negaran a entregarlos.
Los alimentos que se llevó la Policía de Gaza, en nombre del ministerio de Asuntos Sociales palestino dirigido por Hamás, hubieran servido para ayudar a 500 familias de ese territorio.
Por su parte, el Programa de Desarrollo de la ONU (PNUD) dio hoy a conocer los resultados preliminares de una encuesta que, como resultado del ataque israelí de enero, 14.000 casas, 68 edificios gubernamentales y 31 de organizaciones no gubernamentales resultaron total o parcialmente derruidos, por lo que tendrán que retirarse unas 600.000 toneladas de escombros.