Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU pide "máxima contención" tras el ataque de Hezbolá y la respuesta de Israel

La coordinadora especial de Naciones Unidas para Líbano, Sigrid Kaag, ha reclamado este lunes a Israel y el partido-milicia chií Hezbolá que "ejerzan la máxima contención" para evitar una escalada de tensiones, tras el ataque perpetrado por el grupo en las Granjas de Shebaa.
En su comunicado, ha expresado su preocupación por el citado ataque y los disparos de artillería efectuados por las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) en respuesta al mismo.
Asimismo, ha solicitado a las partes que cumplan sus obligaciones bajo la resolución 1701, que impuso un alto el fuego tras la guerra asimétrica de 2006 entre Israel y Hezbolá, así como que eviten cualquier retórica que pueda minar la estabilidad en la Línea Azul.
Por su parte, el comandante de la Fuerza Interina de Naciones Unidas para Líbano (FINUL), Luciano Portolano, ha dicho que "en estos momentos es necesario mantener la seguridad y ejercer la máxima contención ante cualquier provocación".
Portolano ha apuntado además que la FINUL ha reforzado su presencia sobre el terreno e intensificado sus patrullas en la zona de operaciones, en coordinación con el Ejército libanés.
Hezbolá ha reclamado la autoría del ataque en las Granjas de Shebaa, y de su comunicado se desprende que esta acción es una represalia por la muerte del dirigente del grupo Samir Qantar, fallecido en Siria en un bombardeo atribuido a Israel.
El Ejército israelí ha confirmado el ataque contra un vehículo militar, pero no ha confirmado víctimas. Además, el Ejército israelí ha lanzado hasta diez proyectiles de artillería contra territorio libanés en represalia por el ataque.
Las Granjas de Shebaa fueron ocupadas por Siria en 1957, catorce años después de la independencia de Líbano, y posteriormente ocupadas en 1967 por Israel --durante la Guerra de los Seis Días--, que en la actualidad las mantiene bajo su control.