Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU asegura que no desvelará las fuentes usadas para el informe sobre la coalición saudí en Yemen

Naciones Unidas ha asegurado este miércoles que no desvelará a Arabia Saudí las fuentes informativas utilizadas en el informe que llevó al organismo a incluir brevemente a la coalición internacional en su 'lista negra' sobre menores de edad y conflictos armados.
"No ha habido una respuesta oficial. Lo que puedo decir es que, obviamente, proteger las fuentes de información utilizadas en este informe, al igual que en cualquier otro, es primordial, especialmente en una zona en conflicto", ha dicho el portavoz de la ONU, Stephane Dujarric.
En este sentido, ha subrayado que "los mecanismos de supervisión han estado en su lugar, y son muy claros y transparentes". "Como he dicho en el pasado, las partes señaladas en este informe han sido informadas de forma regular", ha añadido.
"Obviamente, damos la bienvenida a cualquier información que la coalición que encabeza Arabia Saudí quiera compartir con nosotros, pero no puedo destacar lo suficiente la importancia de proteger las fuentes", ha remachado.
Dujarric ha respondido así a una carta enviada la semana pasada por el embajador saudí ante la ONU, Abdalá al Muallimi, en la que pidió al organismo detalles sobre las fuentes utilizadas para el citado informe.
A principios de junio, el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, afirmó que "en Yemen, debido al gran número de violaciones (de los Derechos Humanos) atribuidas a ambas partes, los huthis y la coalición internacional liderada por Arabia Saudí han sido incluidos" en la 'lista negra'.
La organización internacional había decidido sumar a la alianza liderada por Arabia Saudí porque es responsable del 60 por ciento de las muertes (510 casos) y lesiones (667) en menores yemeníes durante el último año, así como de la mitad de los ataques a centros educativos y sanitarios.
Sin embargo, apenas unos días después accedió a revisar los casos reflejados en el informe anual de países y grupos armados que violan los derechos de la infancia. "A falta de las conclusiones de la revisión conjunta, el secretario general retira de la lista del anexo a la coalición", explicó Dujarric.
Los rebeldes chiíes, las fuerzas gubernamentales y las milicias que apoyan a uno y otro bando, así como Al Qaeda en la Península Arábiga (AQPA), ya fueron incluidas en este catálogo hace cinco años como "violadores persistentes".