Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU rinde tributo a los once empleados de la UNRWA muertos durante la ofensiva israelí contra Gaza

Naciones Unidas ha destacado este miércoles la valentía y la dedicación de su personal humanitario en la Franja de Gaza en el marco de la ofensiva israelí contra el enclave y ha rendido tributo a los once empleados de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos en Oriente Próximo (UNRWA) por ataques israelíes.
"Gracias por vuestra valentía, por vuestro sacrificio, por salvar vidas. Los acompaño en el duelo por los colegas fallecidos y les rindo mi tributo más alto", ha dicho el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon.
Desde este miércoles y hasta el sábado las banderas en todos sus edificios estarán a media asta en homenaje a los fallecidos y así lucirá también, el jueves, el emblema de la ONU en la sede central de la organización en Nueva York y otras oficinas.
La UNRWA ha detallado que entre los once empleados fallecidos hay cuatro maestros, mientras que el resto desempeñaba diversas actividades. Además, otros trabajadores han perdido a familiares y amigos en el marco de la ofensiva.
Pese a ello, la agencia ha destacado que su personal "sigue trabajando incontables horas durante este alto el fuego para reanudar sus actividades y seguir con la ayuda de emergencia".
"Es un momento agridulce. Por una parte, los combates y las matanzas han parado de momento y eso era algo muy necesario. Por otro lado, es el momento en que toda la dimensión del catastrófico coste humano de la guerra se hace visible por completo", ha dicho el director de la UNRWA, Pierre Krahenbuhl.
El número de palestinos desplazados en los centros de la UNRWA en el enclave es de 187.000 este miércoles, lo que supone un descenso desde el inicio del alto el fuego. Sin embargo, la ONU ha dicho que algunas personas que han abandonado los albergues han vuelto después de constatar que no tienen donde alojarse o que no disponen de comida.
Un total de 1.867 palestinos murieron y cerca de 10.000 han resultado heridos desde el inicio de la operación 'Margen protector', lanzada por Israel contra el enclave palestino el 8 de julio. Cerca del 80 por ciento de las víctimas son civiles, según Naciones Unidas.
Por otra parte, han muerto 64 soldados y dos civiles israelíes a causa del impacto de un cohete, así como un ciudadano de nacionalidad tailandesa. La muerte de todos los soldados israelíes se ha producido después de la decisión tomada el 17 de julio por el Gobierno israelí de iniciar una operación terrestre contra el enclave.