Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU advierte de que los yihadistas extranjeros viajan a Siria e Irak en niveles "sin precedentes"

Naciones Unidas ha advertido de que los yihadistas extranjeros están viajando a Siria e Irak en niveles "sin precedentes" para participar en los conflictos que sacuden ambos países, recalcando que lo están haciendo desde algunos países desde los que anteriormente no habían salido combatientes para unirse a la campaña de terrorismo global.
En un documento presentado por el Consejo de Seguridad de la ONU y obtenido por el diario británico 'The Guardian' se detalla que un total de 15.000 personas han viajado a Siria e Irak para luchar en las filas del Estado Islámico y otros grupos extremistas.
Según este informe, estas personas se desplazaron a Siria e Irak desde más de 80 países, "incluyendo una serie de estados que hasta ahora no habían sufrido una amenaza relacionada con Al Qaeda", si bien no ha detallado cuáles son.
La ONU ha indicado que por el momento se desconoce si la organización terrorista Al Qaeda podría beneficiarse de esta tendencia, si bien su líder, Ayman al Zawahiri --quien ha querido distanciarse del Estado Islámico--, "parece estar maniobrando para conseguir relevancia".
Los datos que maneja el organismo internacional superan los facilitados por los servicios de Inteligencia estadounidense y significan un fracaso de la agresiva política antiterrorista y las campañas de espionaje masivo del Gobierno de Barack Obama.
"La cifra desde 2010 supera con mucho el acumulado de combatientes terroristas extranjeros entre 1990 y 2010, y se está incrementando", recalca el informe, redactado por un comité del Consejo de Seguridad que monitoriza las actividades de Al Qaeda.
"Hay casos de combatientes extranjeros de Francia, Rusia y Reino Unido operando de forma conjunta", ha apuntado, antes de destacar que "los ataques transfronterizos o contra objetivos internacionales siguen siendo minoritarios".
Por otra parte, se ha introducido en el debate sobre las relaciones entre Al Qaeda y el Estado Islámico, argumentando que "ambos persiguen unos objetivos estratégicos similares, a pesar de las diferencias entre sus liderazgos". La propia organización terrorista se ha desligado del grupo, que durante un tiempo permaneció leal antes de escindirse.
En este sentido, ha resaltado las diferencias entre las campañas de propaganda de ambos grupos, afirmando que el uso "cosmopolita" de las redes sociales por parte del Estado Islámico ha desplazado a los mensajes largos y complicados de Al Qaeda.
El Estado Islámico es una organización yihadista nacida en Irak que, con la sublevación en 2011 contra el régimen del presidente sirio, Bashar al Assad, penetró en Siria y desde allí ha lanzado en los últimos meses una ofensiva que le ha permitido hacerse con el control del norte y el oeste de Irak.
El grupo proclamó a finales de junio el Califato Islámico y nombró califa a su líder, Abú Bakr al Baghdadi. La nueva organización se declara Estado independiente y reclama que todos los musulmanes del mundo le juren fidelidad.