Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU tilda de "grotesca" la situación en Siria y dice que los civiles "están siendo usados como carne de cañón"

El Alto Comisionado de Naciones Unidas, Zeid Raad al Hussein, ha afirmado este jueves que la situación en Siria es "grotesca", denunciando que los civiles "están siendo utilizados como fichas de cambio y carne de cañón" en el conflicto.
"Las partes enfrentadas en Siria continúan hundiéndose a nuevas profundidades, sin importarles lo más mínimo la muerte y la destrucción que están causando en todo el país", ha dicho en su comunicado.
"Mujeres y niños, ancianos, heridos y enfermos, y personas discapacitadas están siendo utilizadas como fichas de cambio y carne de cañón día tras día, semana tras semana, mes tras mes. Es una situación grotesca", ha agregado.
En este sentido, ha expresado su alarma por el rápido deterioro de la situación humanitaria en Alepo, cifrando en más de 50.000 el número de civiles desplazados por la ofensiva siria en la ciudad, que cuenta con el respaldo aéreo de Rusia.
Así, ha recordado a todas las partes implicadas en el conflicto su obligación de proteger a los civiles y permitir el pleno acceso a los trabajadores humanitarios a los necesitados.
"Las conversaciones de paz en Ginebra deben ser reanudadas lo antes posible", ha recomendado, resaltando que "es inadmisible que las partes no puedan lograr siquiera sentarse a la misma mesa de negociación cuando, por culpa de sus acciones, más de 250.000 personas han muerto y el resto de la población sigue sufriendo".
Unas 470.000 personas han muerto en los casi cinco años de guerra civil en Siria, según un informe publicado este jueves por el think-tank Syrian Center for Policy Research, en el que se analiza las consecuencias que el conflicto ha tenido en el plano social y económico para el país.
Según el informe 'Confrontando la fragmentación', la esperanza de vida ha quedado reducida a 55,4 años, mientras que en 2010 era de 70,5 años. En concreto, el texto señala que "el 11,5 por ciento de la población de Siria han muerto o ha resultado herida por el conflicto armado".