Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU ha iniciado el reparto de ayuda entre 2.400.000 pakistaníes desplazados

Las agencias humanitarias de Naciones Unidas informaron hoy del inicio del reparto de ayuda entre los casi dos millones y medio de desplazados internos pakistaníes provocados por la ofensiva contra los rebeldes talibanes en el noroeste del país.
El número de desplazados internos alcanza los 2.400.000, de los que el 80 por ciento han sido acogidos por familias o se alojan en recintos públicos y el 20 por ciento restante habita en campos distribuidos por el país, indicaron las fuentes.
El Alto Comisionado para los Refugiados de Naciones Unidas (ACNUR) ha comenzado una campaña en colaboración con UN-HABITAT para proporcionar a los desplazados enseres, entre ellos 5.000 tiendas de campaña, paquetes higiénicos, material para cocción o letrinas móviles.
La Organización Mundial de las Migraciones (OIM) ha organizado dos grupos de verificación que elaborarán un informe sobre las necesidades de los desplazados que no viven en los campos de refugiados.
El Programa Mundial de Alimentos (PAM) distribuye raciones de comida entre las familias de acogida que, en muchos casos, han triplicado el número de personas en sus hogares.
Una ONG local, IDRAK, distribuye crema de protección solar y distintos elementos para la protegerse del sol y de las altas temperaturas que superan los 45 grados centígrados.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó de que el 12 por ciento de las consultas en los campos de refugiados se deben a diarrea aguda, patología que afecta al 23 por ciento de los menores de 5 años.
La agencia sanitaria calcula que un 1 por ciento de todos los desplazados padecen algún tipo de transtorno mental causado por el trauma del desarraigo y señalan que esa cifra puede aumentar el 2 por ciento.