Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU invertirá 7 millones de euros en Corea del Norte para corregir la malnutrición infantil y materna

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha desbloqueado ocho millones de dólares (algo más de siete millones de euros) del Fondo Central para la Acción en Caso de Emergencia (CERF) para financiar varias operaciones de ayuda en Corea del Norte, con el objetivo de asistir a más de 2,2 millones de personas en riesgo de malnutrición.
"El compromiso y apoyo de la comunidad internacional es fundamental. Han de abordarse extensas e importantes necesidades", ha afirmado el coordinador residente de la ONU en Corea del Norte, Tapan Mishra, durante una rueda de prensa. "Las necesidades humanitarias han de ser independientes de las cuestiones políticas para asegurar un mínimo en las condiciones de vida de la población más vulnerable", ha continuado.
De acuerdo con la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA), la malnutrición es una de las principales causas de mortalidad materna e infantil. En Corea del Norte, la malnutrición crónica y los problemas asociados al crecimiento entre niños menores de cinco años se sitúa en torno al 27,9 por ciento, mientras que un 4 por ciento de los mismos está desnutrido o fuertemente debilitado. Los menores de cinco años y recién nacidos están más expuestos a enfermedades, como neumonía o diarrea, si no reciben el tratamiento adecuado o una alimentación básica, con vitaminas y nutrientes.
Además, la producción de alimentos del país, de por sí amenazada por una falta de suministros agrícolas, es particularmente vulnerable a cualquier imprevisto, especialmente desastres naturales. Durante la sequía de 2015, el 11 por ciento de la cosecha principal se perdió. Se estima que un 70 por ciento de los 18 millones de coreanos está mal alimentado.
La OCHA ha subrayado que los fondos del CERF se emplearán para corregir la grave crisis nutricional que sufre el país, con el objetivo de reducir el riesgo de mortalidad de las madres y menores de cinco años. Se espera que más de 2,2 millones de personas se beneficien de la asistencia, de los cuales 1,8 millones son menores de cinco años y 350.000 madres embarazadas o en periodo lactante.
Corea del Norte forma parte de los nueve países que reciben este tipo de ayudas de la ONU. En total ha recibido 100 millones de dólares (cerca de 90 millones de euros) para operaciones de emergencia necesitadas de financiación.