Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU pide medidas urgentes para acabar con la epidemia del sida para 2030

Un estudio presentado por el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, revela que son necesarias medidas urgentes en un plazo de cinco años para poder acabar con la epidemia del sida para el año 2030.
Los esfuerzos se deben concretar en un incremento de financiación: en 2014 se invirtieron 19.200 millones de dólares a nivel global para combatir el sida y serían necesarios 26.200 millones para 2020 para lograr la erradicación de la epidemia en 2030, según el informe, titulado 'Acabar con la epidemia del sida por la vía rápida'.
Plantea además objetivos concretos como reducir los nuevos infectados a menos de 500.000 al año y eliminar la discriminación relacioanda con el sida. Para ello, es necesario que el 90 por ciento de las personas con HIV lo sepan; que el 90 por ciento de las que lo saben tengan acceso a un tratamiento y que el 90 por ciento de las que esten entratamiento logren suprimir su carga viral, la estrategia 90-90-90.
El informe reconoce además los avances "extraordinarios" logrados en los 15 últimos años, que podrían perderse si no se realizan nuevas inversiones. "La respuesta al sida ha traído algo más que resultados. Ha traído que se puedan sentar las bases para poner fin a la epidemia para el 2030", apunta Ban en el informe.
"Sin embargo, si aceptamos el 'status quo', la epidemia repuntará en los países de ingresos bajos y medios. Nuestra tremenda inversión y uno de los movimientos más inspiradores del mundo a favor del derecho a la salud, quedarán en nada", argumenta.
Así, recuerda que se han reducido un 42 por ciento las muertes por sida desde 2004 y apunta a la importante labor de las organizaciones de la sociedad civil para frenar a la enfermedad.
"Tenemos que reforzar el planteamiento desde los derechos con políticas que impulsen la igualdad de género y empoderen a las mujeres. El acceso a los servicios es fundamental para que los más afectados, marginalizados y discriminados", ha apuntado Ban.
En particular, Ban ha destacado los logros de la Declaración Política de las Naciones Unidas sobre el VIH y el Sida de 2011, que fijaba ambiciosos objetivos para 2015. "Alcanzar 15 millones de tratamientos antirretrovirales antes de la fecha límite de diciembre de 2015 ha sido una gran victoria global", ha resaltado.