Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU habla de "progresos increíbles" en las conversaciones de paz para Yemen

El enviado especial de Naciones Unidas para Yemen, Ismail Uld Cheij Ahmed, ha afirmado este domingo que las conversaciones de paz han logrado "progresos increíbles", agregando que el cese de hostilidades está siendo generalmente respetado.
En unas declaraciones durante un foro en la capital de Qatar, Doha, Cheij Ahmed ha indicado que el cese de hostilidades se respeta entre el 80 y el 90 por ciento, según ha informado la cadena de televisión saudí Al Arabiya.
Asimismo, ha subrayado que la mayoría de los asuntos más complicados del conflicto han sido tratados durante las conversaciones, que están teniendo lugar en Kuwait, resaltando que la resolución "podría estar muy cerca".
El sábado, el Gobierno de Yemen dará una "última oportunidad" a las conversaciones de paz, cuatro días después de que suspendiera su participación en la conferencia que busca poner fin al conflicto civil que se prolonga un año.
Representantes del Gobierno respaldado por Arabia Saudí del presidente, Abd Rabbu Mansour Hadi, y de los rebeldes chiíes huthis apoyados por Irán se han venido reuniendo durante el último mes en Kuwait para cerrar un acuerdo que alivie la guerra que ha matado a más de 6.200 personas.
Los diálogos se centran en la demanda gubernamental de que los huthis entreguen las armas y abandonen las ciudades capturadas, así como que un nuevo gobierno incluya a los rebeldes. El Gobierno se encuentra actualmente en la ciudad portuaria de Aden después de que los rebeldes huthis mantengan el control de la capital Saná.
El Gobierno se salió de las conversaciones el martes, alegando que solo volvería a ellas si sus oponentes mostraban un compromiso de retirarse de las ciudades tomadas en 2014 y entregaban las armas.