Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La agencia de la ONU para los refugiados suspende sus operaciones en Gaza

El despliegue de la ofensiva israelí en Gaza. Vídeo: Informativos Telecinco.telecinco.es
La agencia de la ONU para los refugiados palestinos suspendió sus operaciones en Gaza tras morir un conductor al atacar uno de sus convoyes el Ejército israelí. La UNRWA toma esta decisión ya que "no podemos continuar operando de esta manera. Lo que pedimos al Ejército israelí es que deje operar a los actores humanitarios".
El conductor de un camión que llevaba ayuda humanitaria de Naciones Unidas a la Franja de Gaza ha muerto y otros dos fueron heridos por fuego del Ejército israelí, confirmaron fuentes de la ONU.
Según informó Francesc Claret, portavoz de la agencia de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA), el incidente tuvo lugar sobre las nueve de la mañana cerca de la carretera de Yabalia, cuando varios camiones, contratados a una empresa local para el transporte, recibieron el impacto de al menos dos disparos de tanques israelíes.
"Uno de los conductores ha muerto, otras dos personas han sufrido heridas moderadas y varias más han sido heridas de distinta consideración", dijo Claret, que añadió que también sufrió daños uno de los camiones, que transportaba maquinaria.
La UNRWA, señaló el portavoz, "había coordinado con el Ejército la entrada de camiones" y había indicado la ruta que éstos iban a seguir.
Este sería el tercer ataque de fuerzas israelíes contra blancos de Naciones Unidas, después de que en los últimos dos días fueran bombardeadas dos escuelas de la UNRWA en Gaza, provocando más de cuarenta muertos.
Tras este nuevo ataque la UNRWA ha decidido suspender todas sus operaciones en Gaza.
Naciones Unidas también ha alzado la voz para denunciar que los servicios de salud en Gaza están a punto de colapsarse, mientras los suministros médicos se acumulan en la frontera sin poder entrar en el territorio.
 
JWS