Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OSCE pide a Ucrania que garantice la libertad de prensa y el flujo de información libre

La Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) ha expresado su consternación ante el proyecto de ley que votará la Rada Suprema y que permitirá a las autoridades del país prohibir o restringir las emisiones de canales de televisión o radio y ha pedido a los miembros de la cámara alta ucraniana que no aprueben la ley.
A través de una carta escrita por el representante de la OSCE para la Libertad de los Medios de Comunicación, Dunja Mijatovic, al presidente de la Rada Suprema, Oleksandr Turchinov, la OSCE ha pedido a los parlamentarios ucranianos que no caigan en "las disposiciones de una ley que pone en peligro la libertad de prensa y el pluralismo y que va en contra de los compromisos de la OSCE sobre la libertad de expresión y los medios de comunicación libres".
"Entiendo perfectamente las preocupaciones de Seguridad Nacional expresadas por el Gobierno de Ucrania en relación con el conflicto que vive su país pero esto no debería justificar una restricción desproporcionada de la libertad de expresión y de la libertad de prensa", ha asegurado Mijatovic.
"Las medidas incluidas en el proyecto de ley representan una clara violación de las normas internacionales y por lo tanto reducen el libre flujo de información e ideas. La ley ataca el corazón de la libertad de expresión y de prensa", ha añadido.
Según la OSCE, la ley ucraniana permitirá a las autoridades prohibir o restringir los canales de radio y televisión, restringir o cancelar las actividades de los medios de comunicación incluso en Internet, restringir o prohibir la producción o distribución de materiales impresos y restringir o cancelar los servicios de telecomunicaciones y el uso de la red pública de telecomunicaciones.
"El proyecto de ley acaba con gran parte de los progresos de Ucrania en el concepto de la libertad de prensa", ha apuntado Mijatovic.
La OSCE también ha reiterado su firme convicción de que en situaciones difíciles y sensibles, como la de Ucrania en estos momentos, la libertad de prensa y la pluralidad de opiniones deben ser protegidas.
"Todos los ciudadanos deben tener derecho a acceder a toda la información disponible con independencia de su origen, sin intervención de las autoridades y con independencia de las fronteras geográficas o políticas", ha explicado Mijatovic.