Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OTAN rechaza que haya violado pacto con Rusia que impide despliegue permanente de tropas en el este de Europa

Estonia también pide el despliegue de tropas, pero admite que estos detalles específicos se decidirán "una fase posterior"
El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, ha rechazado tajantemente que los aliados hayan violado el pacto con Rusia que limita el despliegue de tropas aliadas en los socios del este de Europa.
"No, por supuesto que no hemos violado la Declaración de Roma y de hecho estoy sorprendido de que Rusia alegue que la OTAN ha violado sus compromisos porque Rusia está violando todos y cada uno de los principios y compromisos internacionales que ha asumido, en primer lugar y el más importante, el compromiso de no invadir otros países" tras su anexión de la península ucraniana de Crimea, ha defendido el danés en declaraciones al prensa, preguntado por las críticas del ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, que ha acusado a la Alianza Atlántica de violar dicho pacto.
Rasmussen ha acusado a Moscú de "propaganda y desinformación" basada en "una interpretación sin fundamento del Acta de Fundación del Consejo OTAN-Rusia" pactado con Rusia en 1997.
El secretario general aliado ha dejado claro que en dicha Acta "la OTAN prometió llevar a cabo nuestra defensa colectiva a través del refuerzo más que en el estacionamiento permanente adicional de fuerzas de combate sustanciales". "Y es exactamente lo que estamos haciendo", ha puntualizado.
"En el mismo documento, Rusia se comprometió a respetar la integridad territorial, la soberanía y la independencia política de otros Estados y abstenerse de amenazas o utilizar la fuerza. Y esto es exactamente lo que Rusia no está haciendo", ha reprochado el danés en una breve comparecencia ante la prensa con el primer ministro estonio, con el que ha discutido las implicaciones de las acciones rusas para la seguridad euroatlántica.
Rasmussen ha subrayado la determinación de los aliados de mantener el organismo de defensa "robusto, listo y ágil". "Estonia, como todo miembro de la OTAN, puede contar con la solidaridad aliada en todo momento", ha recalcado.
Así, ha recordado reforzado los aviones de combate en la misión de vigilancia policial en los Estados bálticos, el envío de aviones de reconocimiento AWACS a Polonia y Rumanía y la mayor presencia naval en el Mar Negro y que "muchos aliados europeos han ofrecido también aviones adicionales" y otras capacidades". "Y garantizaremos que tenemos planes militares actualizados (de defensa), ejercicios reforzados y despliegues apropiados", ha insistido.
ESTONIA TAMBIÉN PIDE TROPAS
El primer ministro estonio, Taavi Roivas, ha criticado que "las intenciones de Rusia son impredecibles" y ha defendido que se tomen "decisiones para aplicar medidas para la disuasión y la defensa colectiva durables, desde la planificación prudente a ejercicios y tropas sobre el terreno".
"Estonia no tiene ninguna presencia de la OTAN en nuestro territorio con la excepción de nuestras propias fuerzas armadas", ha avisado, subrayando la importancia del acuerdo de este martes de los ministros de Exteriores aliados para que las autoridades militares presenten a corto plazo "un programa durable de cómo aumentar la presencia de la OTAN y defender a todos los aliados".
El estonio ha defendido que el programa incluya el despliegue de tropas aunque ha admitido que "los detalles específicos" son para "una fase posterior", al tiempo que ha agradecido la solidaridad de los aliados por enviar aviones adicionales a la misión de vigilancia policial en los Bálticos con base en Lituania y que los aliados hayan aceptado en la reunión la oferta de Estonia de acoger "una segunda ubicación" para la misión en su base de Amari. "Estamos contentos de que esta oferta se ha aceptado por los aliados ayer", ha confirmado.
Polonia, otro de los países más preocupados por la expansión rusa en la zona, también ha reclamado a los aliados el despliegue de tropas en su país. El ministro de Exteriores polaco, Radowslaw Sikorski, criticó que el país sólo acoge un centro de conferencias de la OTAN.