Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OTAN avisa a Rusia de que intervenir en el este sería "un error histórico" y tendrá "graves consecuencias"

Rasmussen confía en que Francia decida sobre venta de Mistral a Rusia en función de situación y preocupaciones expresadas
El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, ha advertido a Rusia este martes de que si interviene en el este de Ucrania sería "un error histórico" que tendría "graves consecuencias" en las relaciones con los aliados aunque ha considerado "prematuro" avanzar el tipo de respuesta concreta del organismo de defensa euroatlántico en este escenario.
"Si Rusia interviniera de forma adicional en Ucrania sería un error histórico. Tendría graves consecuencias para nuestra relación", ha avisado el danés en rueda de prensa desde París, donde ha recordado que los aliados ya están "revisando" dichas relaciones tras haber cortado toda cooperación práctica bilateral en respuesta a su anexión de Crimea y que los ministros de Exteriores de la OTAN tomarán decisiones al respecto en junio en función de "la situación en Ucrania y el comportamiento de Rusia".
"Sería prematuro hacer ningún anuncio", ha apostillado el danés, preguntado por la respuesta de la OTAN si Rusia interviene dado que el presidente estadounidense, Barack Obama, ya ha descartado toda intervención militar.
"Urjo a Rusia a dar un paso atrás. Cualquier movimiento adicional en el este de Ucrania representaría una escalada seria, más que la desescalada que todos buscamos", ha manifestado el danés en un discurso durante un seminario sobre la Transformación de la OTAN en París minutos antes.
"Hacemos un llamamiento a Rusia para que retire sus decenas de miles de tropas que ha amasado en las fronteras de Ucrania, se implique en un diálogo genuino con las autoridades ucranianas y respeten sus compromisos internacionales", ha apostillado en su discurso.
Preguntado en rueda de prensa si espera que la venta de varios destructores Mistral franceses a Rusia se cancele, Rasmussen ha dejado claro que se trata de "una decisión nacional".
"No voy a interferir en este tipo de decisiones nacionales. Confío en que Francia tomará las decisiones necesarias teniendo en cuenta todas las preocupaciones que se han expresado", ha explicado, insistiendo en que confía en que los aliados tomen este tipo de decisiones "teniendo en cuenta la situación de seguridad en su conjunto y los principios de solidaridad en el seno de nuestra Alianza".
Rasmussen ha defendido en el seminario que la crisis en Ucrania requiere "respuestas correctas" de los aliados que pasan en su opinión por definir en la cumbre de principios de septiembre en Gales (Reino Unido) la preparación de un plan de acción para estar preparados, reinvertir en la defensa ante los recortes generalizados en la mayoría de países por la crisis y el refuerzo del vínculo transatlántico.
"Tenemos que estar listos en todo momento para salvaguardar la seguridad de todos los aliados, para disuadir y defender contra cualquier amenaza, para abordar lo inesperado", ha defendido el danés.
"Necesitamos desarrollar un plan de acción para reforzar nuestra preparación. Y esto requiere la formación adecuada, la postura adecuada y las capacidades adecuadas", ha justificado.
ENTRENAR EN ESCENARIOS POSIBLES DE DESPLIEGUE Y REPOSICIONAR FUERZAS
Así, Rasmussen ha defendido la necesidad de promover la preparación a través de los ejercicios y entrenamiento conjuntos en "todos los escenarios, incluido en defensa colectiva".
"Tenemos que ensayar el refuerzo. Esto implica no sólo el envío y despliegue de fuerzas, sino también garantizar que tienen lo que necesitan cuando llegan. Y tenemos que ejercitar en los lugares donde puede esperarse que se desplieguen, no sólo en zonas de entrenamiento militar", ha defendido.
Aunque también ha apostado por reforzar la preparación de las tropas aliadas con la Fuerza de Intervención Rápida ha dejado claro que ello "no es suficiente" dado que hay que "revisar la preparación de todas" a fin de "garantizar que podemos actuar en tiempos de aviso reducidos".
"Uno no puede reaccionar rápido sino no estás en el sitio adecuado", ha admitido, insistiendo en la necesidad por ello de "revisar" el lugar de despliegue de las fuerzas en base a "planes de defensa preparados apropiadamente y listos para utilizarse".
Rasmussen ha dejado claro que "el tercer elemento para mejorar la preparación" pasa por "capacidades mejoradas" lo que requiere que los aliados reinviertan en defensa -priorizando y a través de los proyectos de capacidades conjuntas-- en las que faltan como la inteligencia, vigilancia y reconocimiento, defensa antimisil, mando y control aéreo y transporte estratégico aéreo.
"Algunos aliados europeos han recortado su gasto en defensa hasta un 40 por ciento en los últimos años, mientras que otros países, como Rusia, están aumentando el suyo un 30 por ciento", ha reprochado, insistiendo en que "los costes de la inseguridad son mucho mayores".
COOPERACIÓN CON LA UE EN UCRANIA
El danés ha recordado el refuerzo de capacidades de Estados Unidos en los países bálticos y el Mar Negro en respuesta a la crisis en Ucrania y ha agradecido el envío de más aviones a la misión de vigilancia policial de la OTAN en los bálticos por parte de Francia y otros aliados europeos, insistiendo en la necesidad de "reequilibrar" las contribuciones a uno y otro lado del Atlántico, al tiempo que ha apostado por promover "una estrecha y coordinada cooperación entre la OTAN y la Unión Europea" en Ucrania.
"La Unión Europea podría hacer una contribución considerable en ayudar a la reforma de la Policía y el cuerpo fronterizo, mientras que la OTAN podría ayudar a reformar las estructuras de defensa y las fuerzas armadas ucranianas, como nos han pedido las autoridades ucranianas", ha explicado el danés.
"La actual crisis ha puesto de relieve algunas lecciones importantes para nuestra Alianza. Necesitamos mejorar nuestra defensa y preparación colectiva, tenemos que aumentar nuestra inversión en defensa y tenemos que mantener la viabilidad de nuestro vínculo trasatlántico", ha concluido.
Rasmussen ha recordado en rueda de prensa que "no se han tomado decisiones por el momento" sobre las opciones encargadas por los aliados a las autoridades militares para reforzar la defensa colectiva aunque ha apostado en todo caso por "actualizar nuestros planes de defensa" y "reforzar los ejercicios y despliegues" y ha insistido en que la OTAN cuenta con "todos los planes en su sitio" para proteger a sus miembros.
Rasmussen ha recordado en rueda de prensa que "no se han tomado decisiones por el momento" sobre las opciones encargadas por los aliados a las autoridades militares para reforzar la defensa colectiva aunque ha apostado en todo caso por "actualizar nuestros planes de defensa" y "reforzar los ejercicios y despliegues" y ha insistido en que la OTAN cuenta con "todos los planes en su sitio" para proteger a sus miembros.