Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OTAN dará luz verde este martes al despliegue de cuatro batallones en países bálticos y Polonia

Los 28 pedirán planificar el traslado de algunas actividades de formación a Irak y dar apoyo a la coalición contra el Estado Islámico con AWACS
Los ministros de Defensa de la OTAN darán luz verde este martes al despliegue de cuatro batallones a los tres países bálticos y Polonia para aumentar las garantías de defensa tras la intervención rusa en Ucrania y cuya composición y tamaño concretos se determinarán en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la Alianza Atlántica en la cumbre del 8 y 9 de julio en Varsovia.
"Acordaremos desplegar cuatro batallones multinacionales robustos por rotación en los estados bálticos y Polonia. Esto enviará una señal clara de que la OTAN está lista para defender a cualquier aliado", ha avanzado el secretario general aliado, Jens Stoltenberg, en rueda de prensa previa a la reunión de los ministros de Defensa aliados de este martes y miércoles en Bruselas en la que "allanarán" las decisiones que se tomarán en la cumbre.
Stoltenberg ha precisado que el tamaño y composición de los batallones todavía están bajo discusión pero ha explicado que el despliegue de los cuatro batallones está en línea con el asesoramiento de las autoridades militares de la OTAN.
Estados Unidos liderará uno de los cuatro batallones, ha confirmado el embajador estadounidense ante la OTAN, Douglas Lute, que ha explicado que cada batallón contará con "entre 800 y mil soldados" y ha defendido que la idea es garantizar que "cualquier ataque contra estos cuatro aliados" recibirá "una respuesta rápida del resto de la Alianza".
Lute ha precisado que las fuerzas se rotarán cada "seis a nueve meses". "Las rotaciones cubrirán los 365 días del año para que no haya fallas en ninguno de los cuatro países", ha precisado el estadounidense, que ha recordado que cada batallón será liderado por una nación marco y otros países aportarán fuerzas suplementarias.
Se especula que Estados Unidos lidere el batallón en Polonia, mientras que Alemania, Reino Unido se han comprometido a liderar sendos batallones en Lituania y Estonia por su parte y se espera que Canadá asuma el otro batallón después de que Estados Unidos finalmente sólo liderará uno en lugar de los dos inicialmente anticipados, según fuentes diplomáticas y aliadas.
"No se invade con unos pocos batallones pero sí sirven para disuadir", ha explicado el embajador estadounidense ante la OTAN en respuesta a los temores de Rusia por el refuerzo militar aliado en las inmediaciones de sus fronteras. "Rusia puede reaccionar", ha admitido no obstante, dejando claro que la OTAN hace lo "necesario" para "cumplir" con el artículo de la defensa colectiva.
"También preposicionaremos más equipos y suministros" en los países del este, ha explicado Stoltenberg, que ha recordado que la OTAN ya ha triplicado su fuerza de reacción rápida hasta los 40.000 militares y que cuenta con una nueva fuerza de muy alta disponibilidad conjunta o "punta de lanza" de 5.000 efectivos capaz de desplegarse "en unos días" liderada por España este año. Y también ha recordado que se han creado ocho pequeños cuarteles generales en los países del este para coordinar la planificación, los ejercicios y refuerzos, si necesarios.
COOPERACIÓN CON LA UE EN EL MEDITERRÁNEO
Los Veintiocho discutirán el refuerzo de la cooperación con la UE en la cena que mantendrán este martes con la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini. Se espera que ambas organizaciones refuercen su cooperación en la cumbre en áreas como las amenazas híbridas y la seguridad marítima y que los aliados culminen en Varsovia la transformación de su misión antiterrorista en el Mediterráneo en una misión de seguridad más amplia, capaz de asumir más tareas.
Los ministros "evaluarán qué más puede hacer la OTAN en el Mar Mediterráneo más amplio, por ejemplo para apoyar a la operación 'Sophia' de la Unión Europea" en base a la cooperación "eficaz" entre ambas organizaciones en el mar Egeo para atajar el tráfico humano, ha explicado Stoltenberg.
Los aliados están discutiendo el posible apoyo de la OTAN a la operación de la UE contra las mafias en el Mediterráneo una vez que asuma sus nuevas tareas para entrenar a los guardacostas y la Marina libias y para contribuir a aplicar el embargo de armas a Libia si el Consejo de Seguridad de la ONU lo avala en una nueva resolución aunque ello no ocurrirá "a corto plazo" sino "más de cara a Varsovia y después", según fuentes diplomáticas.
ENTRENAR A LAS FUERZAS DE TERCEROS Y AWACS
Los ministros de Defensa de la OTAN también discutirán el miércoles cómo proyectar la estabilidad más allá de las fronteras y ampliar sus esfuerzos para entrenar a fuerzas locales "para permitirles estabilizar a sus propios países y combatir el terrorismo" y "considerarán aportar aviones de vigilancia AWACS en apoyo a la coalición global contra el Estado Islámico", ha avanzado Stoltenberg.
Los Veintiocho "previsiblemente" pedirán a las autoridades militares que preparen planes de cara a trasladar "algunas" actividades de formación de las fuerzas iraquíes que la OTAN lleva a cabo en la actualidad en Jordania al propio territorio iraquí. El Gobierno de Bagdad ha pedido más ayuda a la OTAN y trasladar algunas actividades como la formación contra los artefactos explosivos improvisados en la que participan expertos españoles, la formación de la Policía o el asesoramiento al Ministerio de Defensa y las Fuerzas Armadas, aunque ha pedido mantener otras actividades en Jordania, como por ejemplo la formación médica.
También se espera que los Veintiocho lleguen a "un acuerdo de principio" para desplegar aviones de vigilancia AWACS de la OTAN en "Turquía y en aguas internacionales del Mediterráneo oriental" en "apoyo a la coalición" contra el Estado Islámico y se espera que haya anuncios más concretos en la cumbre de Varsovia.
Los países de la OTAN también mantienen abierta la puerta a apoyar al nuevo Gobierno de unidad nacional libio si solicita ayudar para consolidar sus instituciones como su Ministro de Defensa y su estructura de mando, ha explicado Stotenberg, que ha reiterado de nuevo que la OTAN no contempla una operación de combate en Libia.
La formación de las fuerzas de los terceros países del sur forma parte del marco para la adaptación de la OTAN para hacer frente a las amenazas del sur -fundamentalmente el terrorismo--que respaldarán los ministros de Defensa y confirmarán los jefes de Estado y de Gobierno en la cumbre.
El marco también contempla el refuerzo de capacidades "específicas" para hacer frente a las amenazas del sur como las operaciones especiales, las fuerzas anfibias y las capacidades de vigilancia, reconocimiento e inteligencia, en línea con las recomendaciones de las autoridades militares aliadas y que la OTAN siga realizando ejercicios "que no son exclusivamente de defensa colectiva sino también para operaciones de gestión de crisis" como lo fue el 'Trident Juncture' que acogieron España, Italia y Portugal.