Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OTAN discutirá "posibles opciones" para contribuir a los esfuerzos de la coalición contra el Estado Islámico

Los países de la OTAN discutirán "posibles opciones" para que el organismo de defensa euroatlántico apoye los esfuerzos de la coalición internacional que lidera Estados Unidos contra el Estado Islámico en Siria e Irak, ha explicado el presidente del Comité Militar de la OTAN, general checo Petr Pavel.
"La OTAN hasta ahora está apoyando a países en la zona a través de la consolidación de las capacidades de defensa" de las fuerzas de terceros países, ha explicado el general checo en rueda de prensa al término de la reunión de los jefes de Estado Mayor de los países de la OTAN en Bruselas, en la que, entre otros, han discutido la amenaza terrorista en Oriente Próximo y el Norte de África con sus homólogos del Diálogo Mediterráneo.
Pavel ha recordado que los aliados ya han preparado paquetes de apoyo a las fuerzas de seguridad de Irak y Jordania y "hay otro en preparación para Túnez" pero el papel que la OTAN podría desempeñar "en el futuro" para contrarrestar las amenazas de seguridad que emanan del flanco sur "es un tema de discusión".
"Discutiremos otras posibles opciones para un apoyo de la OTAN al esfuerzo de la coalición contra ISIL. Estas opciones están abiertas", ha explicado el presidente del Comité Militar de la OTAN, que ha explicado que apuesta por "discutir y coordinar las medidas juntos" con la Unión Europea.
Los jefes de Estado Mayor de la Defensa aliados también han apostado por el refuerzo de la cooperación militar con los socios del Mediterráneo para contrarrestar las amenazas de seguridad en Oriente Próximo y el Norte de África y contener el terrorismo.
"Los jefes de Estado Mayor han subrayado la importancia de contener el terrorismo y la necesidad de reforzar más la cooperación práctica militar, pero a medida de las necesidades individuales de los países y de la OTAN", ha explicado Pavel, que ha explicado que la discusión con los siete socios del Diálogo Mediterráneo les ha permitido obtener información de primera mano de "los actuales desafíos de seguridad" en la zona.
EQUILIBRIO APROPIADO
El comandante supremo aliado de la OTAN en Europa responsable de Operaciones, general estadounidense Philip Breedlove, ha explicado que harán "recomendaciones fuertes" para hacer frente a las amenazas de seguridad en el flanco sur, pero no ha querido avanzar si recomendarán el refuerzo de capacidades como las fuerzas especiales, fuerzas anfibias y capacidades de vigilancia, reconocimiento e inteligencia, aunque ha querido dejar claro que el "paquete" para el sur supondrá "una continuación" de lo que se está haciendo.
"Ya estamos aportando garantías de seguridad en el sur: capacidades aéreas en Turquía, un aumento de la presencia naval y una presencia en el Mediterráneo Este", ha explicado Breedlove, que ha evocado también la batería de misiles Patriot que aporta España para contribuir a la protección de Turquía frente a ataques balísticos.
Preguntados si, de cara al refuerzo de las garantías de seguridad de la OTAN en el flanco este propondrán la creación de bases o el despliegue de militares permanentes aliados, tal y como piden Polonia y apoyan los bálticos, el general checo ha explicado que propondrán a los aliados mantener "un equilibrio adecuado" entre la presencia avanzada y las fuerzas de reacción de la Alianza, al tiempo que ha restado importancia a la "terminología diferente" que se utiliza para calificar el refuerzo militar al este de la OTAN, ya se hable de "permanente", "persistente" o "rotacional". "De hecho hablamos de lo mismo", ha asegurado.
Breedlove ha explicado que los paquetes que preparan para continuar con las garantías de refuerzo de la seguridad incluirán capacidades aéreas, marítimas y terrestres habrá "un equilibro apropiado" entre las medidas para hacer frente a las amenazas al sur y este de la OTAN. "Unas fuerza multinacional persistente que demuestre la solidaridad y nuestro compromiso con la defensa de nuestros aliados", ha explicado.
Los jefes de Estado Mayor han discutido el progreso en el proceso de adaptación de la OTAN para hacer frente a los nuevos desafíos de seguridad y han dado sus directrices sobre cómo avanzar en la adaptación, considerando tanto las amenazas al este y el flanco sur, que remitirán al Consejo del Atlántico Norte, máximo órgano de decisión de la OTAN, antes de la reunión de ministros de Defensa que tendrá lugar los días 10 y 11 de febrero.