Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OTAN estudia prestar apoyo a la operación contra las mafias de la UE en el Mediterráneo

Los ministros de Asuntos Exteriores de la OTAN discutirán este jueves asistir a la misión de la Unión Europea contra las mafias que trafican con inmigrantes en el Mediterráneo, aunque no se espera decisiones formales en esta cita, según han explicado varias fuentes aliadas.
El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha defendido que "la presencia de la OTAN en el mar Egeo ha ayudado a cortar las líneas del tráfico ilegal" aportando información "en tiempo real" a los guardacostas turcos y griegos y a la agencia de fronteras europea Frontex "ayudándoles a tomar acción". "Las últimas cifras indican una caída de las llegadas diarias del 90%" a las islas griegas desde Turquía, ha recordado.
"Estamos mirando qué más podemos hacer también en la parte central del Mediterráneo", ha precisado el secretario general aliado.
Los países de la OTAN están en proceso de transformar la actual misión antiterrorista en el Mediterráneo Active Endeavour en una operación de seguridad marítima "más amplia", algo que se espera que se concrete en la cumbre de la OTAN de Varsovia, han explicado fuentes diplomáticas.
"Tomaremos las decisiones necesarias para permitir a la OTAN tener el mandato para realizar diferentes tareas en el Mediterráneo como vigilancia, interdicción, antiterrorismo y también asistir a la operación de la UE en el Mediterráneo 'Sophia'", ha explicado Stoltenberg.
El secretario general aliado ha insistido en que están evaluando "activamente" cómo ampliar la presencia de la OTAN en el Mediterráneo en "estrecho diálogo" con la UE y ha recordado que "esta posible implicación posible de la OTAN y el apoyo a la Unión Europea en el Mediterráneo" fue discutido en la reunión de los ministros de Defensa de la UE en abril en Luxemburgo.
Varios países de la OTAN han reclamado precisiones sobre qué tipo de acciones realizaría la OTAN en el Mediterráneo antes de tomar ninguna decisión sobre un posible despliegue en esta zona "similar" al Egeo, donde mantiene ocho buques realizando tareas de vigilancia y recogida de información sobre los flujos y redes de traficantes, han explicado fuentes diplomáticas.
Turquía está presionando para poner fin al despliegue de la OTAN en el Egeo y ha pedido no utilizar este despliegue "como ejemplo", mientras que Italia es el principal interesado en que la OTAN también se implique en el Mediterráneo ante el temor de que aumenten la presión migratoria tras el cierre de la ruta de los Balcanes, han precisado fuentes diplomáticas.
Los Veintiocho aliados discutirán entre otros durante la ministerial de dos días en Bruselas cómo proyectar estabilidad en terceros países del Norte de África y Oriente Próximo contribuyendo a entrenar a las fuerzas locales de estos países para que ellos puedan garantizar su seguridad y combatir la amenaza del Estado Islámico y la contribución de la OTAN a los esfuerzos de la coalición contra el Estado Islámico en Irak y Siria que encabeza Estados Unidos.
Entre otros, abordarán la petición del Gobierno iraquí de que la OTAN entrene a sus oficiales en Irak y el posible apoyo aliado al nuevo Gobierno libio, aunque no se espera decisiones en esta reunión, según fuentes aliadas.
Soltenberg ha admitido que Turquía es el país más afectado por la crisis en Siria e Irak y que los aliados estudian reforzar más la presencia en el Mar Negro. En este sentido, ha recordado que Turquía, Rumanía y Bulgaria están en discusiones al respecto aunque ha recalcado que la OTAN ya reforzó hace meses su presencia allí para aumentar las garantías de seguridad en la zona.