Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

OTAN discute este miércoles opciones para reforzar la defensa colectiva "proporcionales" a la amenaza rusa

Los países de la OTAN discuten este miércoles a nivel de embajadores las opciones para reforzar la defensa colectiva en respuesta a la crisis ucraniana tras la anexión rusa de Crimea, con el objetivo de calmar sobre todo a los aliados del este de Europa más preocupados por el desafío ruso.
El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, ha avanzado este martes que promoverán "medidas para reforzar la defensa colectiva en el mar, aire y en tierra" a través de tres vías, como son "reforzar los planes de defensa, ejercicios reforzados y despliegues apropiados".
"Pero nadie debe dudar de nuestra determinación de garantizar la defensa y protección efectiva de todos los aliados", ha subrayado el danés, que ha admitido que no se discuten "opciones militares" en respuesta la crisis ucraniana.
No se descarta que los aliados lleguen a una decisión este mismo miércoles sobre qué medidas poner en marcha, según han explicado fuentes aliadas, que han admitido "más optimismo" sobre esta posibilidad que hace unas semanas. Las decisiones se tomarán en todo caso en abril, según fuentes diplomáticas.
Los ministros de Exteriores de la OTAN pidieron el pasado 1 de abril opciones a las autoridades militares, incluidos posibles refuerzos militares por mar, aire y tierra en los países del Este de Europa, revisar los entrenamientos y ejercicios, un posible aumento de la fuerza de intervención rápida de la OTAN y la posibilidad de actualizar los planes de defensa en respuesta a la crisis ucraniana.
El comandante del centro de gestión de crisis y operaciones del cuartel general militar aliado, el general de Infantería británico Gary Deakin, avanzó la semana pasada que "las medidas serán proporcionales a la amenaza" tras admitir que los 35.000 y 40.000 soldados rusos en la frontera con Ucrania no representan una amenaza directa para los aliados y que se trata de "no escalar" la crisis.
NINGUNA BASE NUEVA NI EJERCICIOS EN UCRANIA
Las opciones no incluyen la creación de "ninguna nueva" base militar en el este de Europa, según han precisado fuentes militares a Europa Press, que han avanzado que el despliegue del refuerzo será "temporal", mientras dure la amenaza rusa.
También han confirmado que es "impensable" realizar ejercicios en Ucrania en el contexto actual, aunque no se descartan que se realicen "en el vecindario" y con presencia "visible" para mostrar "músculo" a Rusia, han precisado.
Tanto Estonia como Polonia han pedido públicamente el refuerzo de la presencia de la OTAN en sus territorios, incluido con tropas.
CONTRIBUCIONES PARA REFUERZO
Estados Unidos ya ha enviado 12 aviones de combate F-16 a Polonia en el marco de ejercicios conjuntos y ha reforzado la misión de la OTAN de vigilancia policial en los Estados bálticos -que fue lanzada hace diez años en países sin fuerza aérea propia-- con seis aviones F-15 adicionales, que se suman a los cuatro previamente desplegados y el contingente normal -aunque dos están en reserva-- para realizar la misión en circunstancias normales.
El comandante supremo aliado ha aceptado los cuatro aviones de combate que ha ofrecido Reino Unido para la misión policial en los países bálticos, que a priori deben sumarse a los cuatro previstos por Polonia a partir de mayo cuando le toca su rotación en relevo de Estados Unidos, según ha precisado una fuente militar aliada.
Las autoridades militares también estudiarán las contribuciones de más aviones que han ofrecido Francia, Alemania, Dinamarca, Estados Unidos, Polonia, Portugal y Turquía, han explicado fuentes aliadas y militares.
La OTAN ya acordó enviar dos aviones de reconocimiento y alerta temprana AWACS para sobrevuelos en Polonia y Rumanía para poder detectar "cualquier actividad sospechosa" de movimientos militares rusos en Ucrania, con un radio de acción de 450 kilómetros pero sin entrar en territorio ucraniano. Francia ha ofrecido enviar otro AWACS y Países Bajos capacidades de reabastecimiento en vuelo, según una fuente militar aliada.