Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OTAN celebra la operación contra el líder talibán: "Mansur impedía las discusiones" de paz

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha respaldado la operación de las fuerzas estadounidenses que ha abatido este fin de semana en Quetta, Pakistán, al líder talibán, el mulá Ajtar Mansur, tras recordar que "impedía las discusiones" de paz y reconciliación.
"El Gobierno de Afganistán y el Gobierno de Estados Unidos han confirmado una operación de las fuerzas estadounidenses que ha resultado en la muerte del líder talibán, el mulá Ajtar Mansur", ha recordado Stoltenberg en un comunicado.
El secretario general aliado ha recordado que bajo su liderazgo "los talibán han continuado llevando a cabo ataques brutales en todo el país" que se han cobrado la vida de numerosos civiles afganos y de las fuerzas de seguridad y planteaban "una enorme amenaza cotidiana para las fuerzas de Estados Unidos y de otros aliados de la OTAN y socios".
Stoltenberg ha dejado claro que "Mansur impedía las discusiones entre el Gobierno afgano y los talibán, bloqueando las perspectivas de progresos hacia la paz y la reconciliación" en el país y ha reiterado el apoyo al proceso de paz encabezado por el Gobierno afgano. "Es el momento de que los afganos hablen con los afganos para que Afganistán se pueda desarrollar en paz y seguridad", ha asegurado.
"La OTAN y nuestros socios siguen plenamente comprometidos con nuestra misión para entrenar, asesorar y asistir a las fuerzas de seguridad afganas para que Afganistán nunca más vuelva a convertirse en una santuario para el terrorismo", ha remachado.
Los ministros de Exteriores de la OTAN y los países que contribuyen a la misión de la OTAN acordaron el viernes pasado mantenerla "más allá de 2016" a la luz del empeoramiento de la situación sobre el terreno aunque todavía no concretaron el nivel de fuerzas que permanecerán de los más de 12.000 con los que cuenta.
Estados Unidos reducirá de los actuales 9.800 militares que tiene hoy y que mantendrá "la mayor parte del año" hasta los 5.500 a principios de 2017, de los cuáles unos 3.400 estarán "asignados" a la misión de la OTAN, avanzó la semana pasada el secretario de Estado estadounidense, John Kerry.