Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama recibirá en la Casa Blanca al secretario general de la OTAN la primera semana de abril

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, recibirá al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, en la Casa Blanca el próximo lunes 4 de abril en una visita en la que abordarán, entre otros asuntos, los recientes atentados perpetrados en Bruselas y que han dejado una treintena de muertos.
En un comunicado difundido este viernes, la Casa Blanca ha asegurado que el presidente reiterará a Stoltenberg el apoyo de Washington a la organización y ambos debatirán sobre "el progreso que los aliados están consiguiendo en los esfuerzos internacionales por desgastar y destruir a ISIL", en referencia al autodenominado Estado Islámico por las siglas en inglés de Estado Islámico en Irak y el Levante, como se le denominaba previamente.
Asimismo, el presidente hablará también con el secretario general sobre el "importante papel que la OTAN está jugando" a la hora de "aliviar la crisis de refugiados y migrantes", impulsada, en parte, por el grupo yihadista.
Ambos tratarán también las preparaciones para la Cumbre de la OTAN de 2016, que se celebrará los próximos días 8 y 9 de julio en la capital de Polonia, Varsovia, entre ellas los esfuerzos de los aliados "por reforzar la disuasión en Europa, abordar la inestabilidad en la periferia de Europa y reforzar la base de capacidades y asociaciones de la base de la OTAN".
"La visita del secretario general (de la OTAN a la Casa Blanca) subraya la importancia del lugar de Estados Unidos en el vínculo transatlántico que encarna la organización y la de una alianza noratlántica cuya completa adaptación a un ambiente estratégico cambiante asegurará que la alianza continúe manteniendo el orden internacional y promueva los intereses de Estados Unidos y de todos los socios y miembros de la OTAN", ha concluido la Casa Blanca.