Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama y Castro disfrutan de un partido de béisbol en La Habana

Los presidentes de Estados Unidos y Cuba, Barack Obama y Raúl Castro, respectivamente, han disfrutado este martes de un partido de béisbol en el Estadio Latino de La Habana, en el último acto de la histórica visita del líder norteamericano a la isla caribeña.
Obama ha sido recibido con una gran ovación por los 50.000 aficionados que han acudido al también conocido popularmente como Coloso del Cerro para presenciar el partido entre los Rays de Tampa Bay y la selección nacional.
El jefe de Estado ha saludado sonriente al público y, antes de ocupar su lugar en el palco, junto a Castro, ha saludado a la viuda de Jackie Robinson, el primer jugador negro en jugar en las grandes ligas de béisbol, y al ex capitán de los Yankees de Nueva York Derek Jeter.
Una vez en el asiento de honor, Obama y Castro han escuchado con gesto solemne los himnos nacionales de Estados Unidos y Cuba, interpretados por el Coro Nacional, y han guardado un minuto de silencio por los atentados de Bruselas, de acuerdo con el diario deportivo ESPN.
Obama ha disfrutado del partido en un tono distendido. Con una camisa blanca remangada y gafas de sol, ha compartido comentarios y risas con su mujer y sus dos hijas, que han animado a los de Florida como unos aficionados más.