Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama envía al Congreso la propuesta de ley para aprobar la intervención militar en Siria

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha enviado este sábado al Congreso el borrador de la propuesta de ley para aprobar una intervención militar en Siria con el fin de "disuadir, interrumpir, prevenir y rebajar" potenciales ataques químicos, según ha confirmado la Casa Blanca.
De esta forma, Obama formaliza su petición al Congreso para adoptar medidas militares contra el Gobierno sirio en respuesta a la supuesta utilización de armas químicas del pasado 21 de agosto a las afueras de Damasco.
En la petición, remitida al presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, Obama pide la autorización del Congreso para atacar Siria a fin de "disuadir, interrumpir, prevenir y rebajar el potencial y futuro uso de armas químicas u otras armas de destrucción masiva".
Establece también como objetivos "prevenir o disuadir" la proliferación de estas armas entre "grupos terroristas, otros estados u otros actores no gubernamentales" y "proteger Estados Unidos, así como a sus aliados y socios contra la amenaza que representan dichas armas".
Obama se ampara en la violación de las leyes internacionales que constituye el "flagrante" ataque químico y confía en que el Congreso "envíe una clara señal de la determinación estadounidense".
En la declaración, el presidente señala que "el conflicto en Siria solo se resolverá a través de un acuerdo político negociado" y llama a "todas la partes en el conflicto en Siria a participar de forma urgente y constructiva en el proceso de Ginebra", que pretende reunir en una conferencia internacional al Gobierno y a la oposición siria.
VOTACIÓN EN UNA SEMANA
En una comparecencia este sábado, Obama ha avanzado que pediría una autorización al Congreso para hacer uso de la fuerza. "En los últimos días he escuchado a varios miembros del Congreso que quieren que se escuche su voz. Estoy absolutamente de acuerdo", ha argumentado Obama.
Así pues, el ataque no se producirá, siguiendo este cauce, al menos hasta la semana del 9 de septiembre, cuando concluye el receso veraniego del Congreso. Esa misma semana podría debatirse y votarse la aprobación de la Cámara de Representantes y el Senado al ataque contra Siria.
El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, ha ratificado que la votación no se celebrará más tarde de la semana del 9 de septiembre y ha respaldado una intervención militar.
"Creo que el uso de la fuerza militar contra Siria está tan justificada como necesaria", subraya Reid en un comunicado, en el que acusa al presidente de Siria, Bashar al Assad, de cometer "atrocidades" contra sus ciudadanos.
Un grupo de influyentes congresistas estadounidenses, críticos con la gestión del posible ataque contra Siria que está realizando el presidente, le reclamaron en una carta que sometiera a votación en el Congreso cualquier acción militar en Siria.
Un total de 160 miembros de la Cámara de Representantes --de un total de 435--, entre los que se contaban demócratas y republicanos firmaron la misiva. En los últimos días, Obama ha recibido a numerosos congresistas que le reiteraban esta petición.