Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama, Hollande, Cameron, Merkel y Renzi llaman a la "movilización" conjunta frente al ébola

Los líderes políticos de Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Alemania e Italia han mantenido este miércoles una conversación conjunta en la que han expresado su "solidaridad" con los países afectados por el brote de ébola y han llamado a la "movilización" de la comunidad internacional.
El estadounidense Barack Obama, el francés François Hollande, el británico David Cameron, la alemana Angela Merkel y el italiano Matteo Renzi tenían fijada esta conversación para hablar de diversos temas de la actualidad internacional.
En relación al ébola, "los dirigentes han expresado su solidaridad con los países afectados y han llamado a la movilización de la comunidad internacional y la Unión Europea, en estrecha coordinación con Naciones Unidas, la (Organización Mundial de la Salud) OMS y los países implicados", ha informado la Presidencia gala en un comunicado.
Hollande ha aprovechado para recordar los controles que aplica ya Francia en los vuelos procedentes de los países africanos con casos y también ha anunciado que su Gobierno colaborará con Guinea en la construcción de nuevos centros de tratamiento.
OTROS TEMAS
Los líderes internacionales también han hablado de la situación en Siria y en Irak y, en particular, de la lucha contra Estado Islámico en el marco de la coalición internacional conformada en las últimas semanas.
En el caso sirio, han coincidido en una "voluntad común" para apoyar a la "oposición moderada", mientras que, al hablar de Irak, han confirmado su apoyo a las "fuerzas desplegadas en primera línea".
Obama, Hollande, Cameron, Merkel y Renzi han abogado, por otra parte, por la aplicación "plena y efectiva" del alto el fuego en el este de Ucrania, acordado por las partes el pasado 5 de septiembre. También han subrayado la necesidad de que la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) controle la frontera y de que Gobierno central y rebeldes prorrusos prosigan con los intercambios de presos.
Estos dirigentes han defendido la importancia de un "diálogo nacional" y de avanzar hacia una "descentralización" del poder en la antigua república soviética, según la nota hecha pública por el Elíseo. En el actual escenario, los líderes se han mostrado optimistas por el próximo encuentro entre los presidentes de Ucrania y Rusia, Petro Poroshenko y Vladimir Putin, respectivamente.