Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama, el Nobel de la Paz que justifica la guerra

Este es un premio que llega rodeado de polémica. Muchos críticos creen que el presidente estadounidense no ha logrado aún nada concreto con su política y el galardón se le ha concedido simplemente por unos bellos discursos y por no ser su predecesor, el impopular George W Bush (2000-2008). En su discurso en la ceremonia de entrega del premio nobel de La Paz, Barack Obama ha reconocido que sus "logros son escasos" y  ha indicado que recibe el premio "con profunda gratitud y una gran humildad" para acallar a los más duros con su reconociemiento.
Pero lo más complicado para un premio Nobel de La Paz ha sido tener que justicar que hace unos días deciciera enviar . Y es que el nuevo Nobel de la Paz cree necesaria la guerra en determinadas ocasiones para mantener la paz. 30.000 soldados más a la guerra de Afganistán
Críticas
Entre los más críticos, el ex presidente cubano Fidel Castro que ha calificado de "acto cínico" que el mandatario estadounidense, Barack Obama, haya aceptado el Premio Nobel de la Paz cuando, según dice, ya tenía decidido aumentar las tropas en Afganistán.
"¿Por qué Obama aceptó el Premio Nobel de la Paz cuando ya tenía decidido llevar la guerra en Afganistán hasta las últimas consecuencias? No estaba obligado a un acto cínico", dice un nuevo artículo de "Reflexiones" del líder cubano, divulgado por los medios oficiales de la isla.
La mayoría, en desacuerdo
Por otro, las encuestas apuntan a que la mayoría de los votantes está en desacuerdo en que se le haya concedido el premio, sin que haya cumplido aún siquiera un año de mandato.
El comité Nobel noruego anunció el pasado octubre que concedía el prestigioso premio a Obama por sus "extraordinarios esfuerzos en fortalecer la diplomacia internacional y la cooperación entre los pueblos".
 
 

Obama ha argumentado que siempre hay, como Al Qaeda, quien no atiende a la negociación y por eso habla de una guerra "necesaria". Su coste es "elevado", ha dicho, pero "los instrumentos de la guerra tienen un papel que jugar para mantener la paz".

"Decir que la fuerza es a veces necesaria no es un llamamiento al cinismo, es reconocer la historia", ha sentenciado Obama.