Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama anuncia su política medioambiental

Obama, firmando sus primeras medidas en materia medioambiental. Foto: AP.telecinco.es
Ocupado en sus primeros días como presidente en preparar su profunda reforma ética, económica y en política exterior, Barack Obama se ha puesto ya manos a la obra con otra de sus asignaturas fuertes: el cambio climático. El demócrata ha comenzado a darles la vuelta a las políticas climáticas de su predecesor, George W. Bush, allanando el camino hacia la independencia energética de Estados Unidos.
Estados Unidos, ha afirmado Obama, "no quedará a la merced de unos recursos cada vez más mermados" y la independencia energética frente al petróleo extranjero será una de las prioridades de su mandato. Para ello ha anunciado dos medidas que, se supone, sentarán las bases para lograr este objetivo.
La primera es una orden ejecutiva que instruye a su Gobierno a hacer que los fabricantes de automóviles produzcan vehículos de consumo más eficiente para 2011. Y ha pedido a su equipo que se asegure de que para 2020 o antes la flota de vehículos estadounidense tenga un rendimiento de unos 6 litros de gasolina por cada 100 kilómetros.
Una ley aprobada en el Congreso ya establecía ese objetivo, pero la Casa Blanca nunca puso en marcha medidas que permitieran cumplirlo. Bush se resistió durante mucho tiempo a imponerlas. Obama asegura ahora que la regulación "no representa un peso añadido para la industria del motor, sino que la prepara para el futuro".
Asimismo, y en segundo lugar, ha indicado que el Gobierno debe colaborar con los estados en la imposición de requisitos más duros para los vehículos en cuanto a las emisiones de dióxido de carbono. Para ello ha solicitado a la Agencia de Protección del Medioambiente, el organismo federal encargado de la supervisión ecológica, que revise aquellas decisiones contra las iniciativas estatales de imponer medidas más duras.
California y otra docena de estados intentaron imponer límites más duros que los federales a las emisiones de gases de sus vehículos, pero el Gobierno de Bush los bloqueó en 2007. "El Gobierno federal debe ahora trabajar con, y no contra los estados para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero", ha dicho Obama en la Casa Blanca, marcando distancias con las políticas de su predecesor.
"California ha mostrado un liderazgo audaz y bipartidista en sus esfuerzos para alcanzar estándares del siglo XXI. Y más de una docena de estados han seguido su liderazgo", señaló. El gobernador californiano, Arnold Schwarzenegger, se mostró encantado.
MV
 
 
Retomará medidas estatales que Bush rechazó