Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama: "Ninguna fe justifica estos actos asesinos"

Barack Obama asiste al funeral por las 13 víctimas de la matanza en la base militar de Fort Hood. Vídeo: Informativos Telecinco.telecinco.es
El presidente de EEUU, Barack Obama, aseguró hoy que "ninguna fe justifica estos actos asesinos", al participar en el funeral por las 13 víctimas de la matanza el pasado jueves en la base militar de Fort Hood, en Texas.
"Sus seres queridos perduran en la vida de nuestra nación", declaró Obama, que aseguró que el culpable de la matanza, en la que también resultaron heridas una treintena de personas, "tendrá que encarar la Justicia, en esta vida y en la de más allá".La matanza se atribuye al psiquiatra militar Nidal Malik Hassan, de 39 años y que el martes salió del coma en que se encontraba.
El presidente estadounidense rindió homenaje a las trece víctimas, entre las que se encontraba la soldado hispana Francheska Vélez, de 21 años y embarazada de nueve semanas.
Vélez, "la hija de un padre colombiano y madre puertorriqueña, había cumplido servicio en Corea del Sur e Irak, e iba a seguir una carrera en el Ejército.
Cuando fue asesinada, estaba embarazada de su primer hijo y estaba muy ilusionada con la idea de ser madre", recordó Obama.
En torno al estrado se encontraban trece pares de botas militares sobre los que en cada uno se había erguido un fusil M4 y un casco, de acuerdo con la tradición militar estadounidense para honrar a los caídos. Junto a los pares de botas se había colocado fotografías de cada una de las víctimas mortales.
"Puede ser difícil entender la retorcida razón que llevó a esta tragedia. Pero sí sabemos esto, que ninguna fe justifica estos actos asesinos y cobardes. Ningún Dios justo y amante los ve con buenos ojos", sostuvo el presidente estadounidense.
Las autoridades federales continúan investigando los motivos que llevaron a Hasan, destacado en Fort Hood a la espera de ser enviado a Afganistán, a abrir fuego en el centro de adiestramiento militar y matar a 12 soldados y un civil.