Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama envía al fiscal general a Ferguson y pide calma a sus habitantes

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha anunciado este lunes que el fiscal general, Eric Holder, viajará el próximo miércoles a la localidad de Ferguson, en Misuri, para supervisar personalmente las investigaciones sobre la muerte de Michael Brown, al tiempo que ha pedido calma a la población.
El jefe de Estado ha explicado que Holder y otros miembros del Departamento de Justicia se reunirán en Ferguson con las autoridades y con los líderes locales, "cuyo apoyo es tan importante para devolver la paz a sus calles".
"El Departamento de Justicia ha abierto una investigación federal sobre los derechos civiles por la muerte de Michael Brown. Tenemos que asegurarnos de que se hace Justicia en Ferguson", ha dicho, en la rueda de prensa que ha ofrecido hoy desde la Casa Blanca.
Obama también ha hecho hincapié en "la salvaguarda de los derechos constitucionales a la reunión y a la libertad de expresión", dando un toque de atención al gobernador de Misuri, Jay Nixon, por su decisión de desplegar a la Guardia Nacional para contener las protestas.
A este respecto, ha revelado que le ha llamado hoy por teléfono para recordarle que la Guardia Nacional "debe usarse de un modo limitado y apropiado", advirtiendo de que estará alerta los próximos días "para valorar si (el despliegue) ayuda o dificulta las cosas".
También ha enviado un mensaje a los residentes en Ferguson, indicando que, "aunque la mayoría de los manifestantes actúan pacíficamente, hay una pequeña minoría que no". "A pesar de que entiendo la rabia por la muere de Michael Brown, atacar a la Policía solo sirve para aumentar la tensión", ha señalado.
"Pido a la comunidad de Ferguson, que justificadamente está dolida y exige respuestas, que busquen el entendimiento en lugar de gritarse los unos a los otros. Busquemos sanar, en lugar de herirnos mutuamente", ha dicho.
Además, ha recordado que "parte del desafío actual para perfeccionar la unión como país es gestionar las comunidades que sienten que se han quedado atrás". "Los jóvenes negros se están quedando atrás por el miedo. Tenemos que aprovechar este momento para buscar nuestra humanidad", ha instado.
GRAVES DISTURBIOS
Obama ha hecho estas declaraciones después de la peor noche de disturbios desde que Brown, un joven negro de 18 años de edad, muriera el pasado 9 de agosto tras recibir varios disparos de un policía en circunstancias que se están investigando.
Nixon, en respuesta a la escalada de violencia, ha solicitado el despliegue de la Guardia Nacional y ha levantado el toque de queda que declaró el pasado sábado, al considerar que ya no será necesario ante la llegada de dichos efectivos.
Los habitantes de Ferguson se han manifestado casi a diario para reclamar a las autoridades estadounidenses una investigación sobre la muerte de Brown, ya que según algunos testigos el joven fue tiroteado cuando se estaba entregando.
TRES AUTOPSIAS
La investigación del condado de Saint Louis, que aún no se ha hecho pública, sugiere que Brown recibió entre seis y ocho disparos en la cabeza y en el pecho de forma frontal y tenía marihuana en su sistema cuando falleció.
Sí se han hecho públicas las conclusiones preliminares de la autopsia realizada por Michael Baden --un experto forense que revisó las del presidente John F. Kennedy y Martin Luther King-- que sugiere que Brown se había entregado cuando fue tiroteado.
Según ha explicado uno de los expertos forenses presentes en esta autopsia, Shawn Parcells, una de las balas alcanzó a Brown en la parte superior de la cabeza y otra entró por encima de la ceja derecha para salir por la mandíbula y volver a entrar en su cuerpo.
En total, se han encargado tres autopsias para esclarecer las circunstancias de la muerte de Brown. Además de la del condado de Saint Louis y la de Baden, la familia ha dado permiso al Departamento de Justicia para que un forense militar realice una tercera.