Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama garantiza que no espiará a líderes extranjeros amigos pero seguirá recabando información sobre gobiernos

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha anunciado este viernes el cese inmediato de las prácticas de espionaje sobre líderes extranjeros pero ha reiterado que sus servicios de Inteligencia seguirán recabando información sobre "las intenciones de los gobiernos".
"He dejado claro que, a menos que medie una situación extraordinartia de seguridad nacional, no supervisaremos las comunicaciones de los jefes de Estado y de Gobierno de nuestros países aliados", ha declarado el presidente, quien no obstante ha defendido la necesidad de recabar información sobre la política interna de los países con los que EEUU mantiene relaciones.
"No vamos a ir pidiendo perdón solo porque nuestros servicios de espionaje sean más eficaces", ha argumentado Obama en el discurso durante el que ha anunciado una reforma integral del programa de espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) a raíz de las revelaciones del ex trabajador de la organización Edward Snowden.
No obstante, "Estados Unidos no va a espiar a aquella gente normal y corriente que no amenace nuestra segurdiad nacional, y tendremos muy en cuenta las preocupaciones que puedan albergar sobre su privacidad. Lo mismo va por los líderes extranjeros", ha hecho saber Obama.
"Los jefes de Estado y de Gobierno con los que trabajamos estrechamente, y de cuya cooperación dependemos, deberían contar con la garantía de que les estamos tratando como verdaderos socios. Y los cambios que he ordenado están orientados precisamente a eso", ha añadido el presidente estadounidense.